Negociaciones con el cerebro: cómo convencerlo de no procrastinar

Muchas personas se quejan que se sienten muy apáticos en su vida, que perdieron el sabor y ganas de hacer lo que sea. Que odian su trabajo y cuentan las horas para zafarse, que odian a ver su cuerpo fofo y deforme por el sobrepeso y la hipodinamia, pero no pueden ir al gimnasio, ni siquiera tienen fuerzas para salir al parque a …no, no correr, solo a caminar, pero hasta esta tarea tan simple les parece imposible. Sin embargo, la vida sigue y ellos sueñan con tener un mejor trabajo, una linda silueta deportiva, aprender a bailar, empezar a entender el arte, pero les da flojera. Así dicen.

Pero no siempre. Hay actividades para las cuales estas personas son capaces de levantarse del sofá y salir, por ejemplo, para comprar chocolates, si son dulceros, o cigarrillos, si les gusta fumar; escapar del trabajo para ver un juego de fútbol, o dejar de dormir para terminar con la enésima temporada de alguna de las interminables series de televisión.

Es extraño, pero es normal. Cuando decimos normal, referimos a que es parte de la vida dentro de los límites fuera de los cuales empieza la patología. Buenas noticias, no es patología, no estamos enfermos. Pero cuál es el problema?

El primer motivo para nuestro actuar tan improductivo es nuestro historial evolutivo: en el mundo ancho y ajeno, y no hablo solamente de los 200 mil años del Homo sapiens, para sobrevivir tuvimos que economizar nuestras energías y crear una escala de prioridades para realizar solamente lo más más esencial, y el resto salga como salga.  Es por ello que hasta ahora nuestro cerebro se encuentra constantemente en un régimen de economía de las energías bien elaborado por las decenas de miles de años. No podemos quejarnos de cómo somos. Siendo un animal más calato y por eso, muy vulnerable para los cambios del ambiente, no vivimos quejándonos, si no, inventamos la ropa, las viviendas y el sistema de calefacción central junto con los abanicos y el aire acondicionado.  Entonces, solo es cuestión de encontrar cómo lidiar con esto.

Ya sabemos que si el cerebro puede no hacer algo, no lo hará. Cuanto más esfuerzos tenemos que hacer para alguna actividad, más razones nos dará el cerebro para dejar de hacerlo, o postergar, o suspender. Por otro lado, el cerebro tiene muy claro què actividades nos traen el placer garantizado. Por ejemplo, comer chocolates. El cerebro jamás aprobará el gasto de energías en ejercicios para una eventual esbeltez del cuerpo que solo dios sabe cuando lo tengamos. Pero sabiendo que la tienda se cierra en 5 minutos, nos motivará a correr varias cuadras para comprar unas barras de chocolate. Así funciona y todos lo sabemos porque experimentamos a menudo.

Bueno, ya entendimos que el cerebro suspende, posterga o elimina todos los programas que no considera importantes y a la vez puede considerar importante las actividades negativas o, incluso, dañinos, para nuestro cuerpo y la vida. Todo perfecto, pero hay un pero. Por què, entonces, algunos dirigen los proyectos de investigación , manejan negocios millonarios, transforman sus cuerpos en máquinas de músculos, y otros no son capaces de levantarse una hora más temprano?

La diferencia yace en los prioridades internos: los cerebros de los primeros canalizan su trabajo hacia el placer que reciben al obtener los resultados :yo, por ejemplo, no voy al gimnasio para un cuerpo escultural, lo intenté y fracasé, pero aun cuando me siento cansada y desganada, me arrastro hasta el gym sabiendo que después de 20 minutos de la resistencia tortuosa de todo mi ser, finalmente el cerebro vencido me premiará con una inyección de endorfinas que en un dos por tres cambiaran mi mundo y a mi misma. Otros a su vez se concentran en las dificultades, en la inmediatez de los esfuerzos, en los gastos y no en las ganancias. Además, si, existen personas y no son pocos, (por ejemplo, aquí se cuenta de ellos en detalle:  Desde la jungla primitiva al paraíso tecnológico: divirtiéndonos con la dopamina ) quienes nacieron con la predisposición neuronal más pasiva . Sus premios dopaminicos son más modestos que del primer grupo.

Entonces, para cambiar el estado actual, lo primero que tenemos que hacer, es encontrar el sentido significativo y real, tangible, para hacer algo. Todas las ideas abstractas de tener más dinero, lucir más joven y esbelto, en realidad, no tienen ningún poder sobre el cerebro. Son solo ideas. Mas argumentos válidos presentamos ante el cerebro, con más seguridad lo involucramos en la tarea que queremos hacer.  Definitivamente, siempre sonará una vocecita cálida que nos describirá los porqués de no tener que hacer algo, pero la parte ejecutiva ya no será tan obediente.

Nuestro cerebro es talentoso y poderoso, pero bastante ocioso y tacaño con los recursos, siempre escoge la versión menos laboriosa con los mayores beneficios. Y recuerden, la razón no participa en este trabajo. Por lo tanto, hablen con su cerebro usando las imágenes, muestrenle los beneficios claros y atractivos. Explíquele que la abundancia de los bienes materiales, emocionales o físicos obtendrán si siguen el plan por un año, un semestre, un ciclo.   Hagan un plan, dividen el camino en los pasos claros, con resultados predecibles, no duden de premiarse a sí mismos con las palabras de aliento. Recuerden que realización sistemática de una tarea termina en la formación de un hábito.  

articulos relacionados https://cerebrohumano.home.blog/2018/12/27/%ef%bb%bfun-poco-sobre-la-felicidad-en-el-siglo-21-parte-1%ef%bb%bf/https://cerebrohumano.home.blog/2018/12/27/un-poco-sobre-la-felicidad-en-el-siglo-21-parte-2/

#neurocienciasdivertidas #alonadelark #cerebro 

Anuncios

24 comentarios

  1. me preguntaron ahora, qué hacer cuando en el trabajo, las ganas de hacer las tareas están a nivel cero o más bajo…pués, justamente es el tema. nosotros pensamos que el trabajo es importante, ya que nos ayuda a mantenerse, pero el crerbro no piensa así. y ya sabemos quién manda. y es el tiempo de negociar

    Le gusta a 3 personas

  2. Me enamoré del nombre de tu blog y de tu forma de escribir tan clara en un tema tan complejo.
    Neurociencia es lo que buscaba. No sabés la cantidad de dinero que quemé en unas décadas buscando ayuda en las especulaciones pseudocientíficas de l@s psicólo@s. Los procesos cerebrales y el contexto presente para ell@s no existen. En Buenos Aires la inmensa mayoría hace psicoanálisis aunque nadie lo confiese. Siempre querían indagar en la relación con mi madre e ignoraban mi eterna procrastinación, no me daban técnicas o algún consejo útil para lidiar con mi presente.
    Dejé el alcohol hace 3 años pero sigo en un estado depresivo que con ansiolíticos se mantiene poco oscuro… pero pasivo. He logrado alejarme un rato del monitor y bajar todos los días 13 pisos por escalera y hasta ahora subo hasta el sexto. El plan es volver al piso 13 por escalera, pero no se me ocurre ningún otro plan para mejorar mi vida.
    Voy a imprimir este artículo para leerlo con mucha más atención. A vuelo de pájaro noté que en él está la respuesta que busco. GRACIAS.

    Le gusta a 1 persona

      • Un encuentro afortunado. Tu recorrido ha sido realmente aventurero hasta llegar a hacer este blog. Y yo hace unos 8 años que ando por la Red buscando información y es la primera vez que encuentro un sitio con tu enfoque de un tema que también me fascina. MUY POCO difundido. No busco libros técnicos porque no los entendería. Muy cada tanto encuentro documentales que me mantienen un poco al tanto sobre los avances grandiosos que hay en el estudio del cerebro. Cómo han encontrado con escaneo áreas del cerebro que definen nuestras conductas. Hace poco vi un documental sobre la amígdala y qué pasa cuando no funciona bien. Me intrigan en particular los psicópatas y los asesinos seriales.
        Aunque ya voy a tus artículos relacionados, sospecho que pueden ayudarme. Los libros técnicos son descriptivos, tú conectas lo técnico con nuestra experiencia presente.
        Un abrazo grande!

        Le gusta a 1 persona

      • querido Jorge, es cierto que el tema es muy poco difundido aunque los descubrimientos en este area son sorprendentes, en especial en ultimos 5 años. podría recomendarte libros o videos de Robert Sapolsky, un doctor neurocientifico que trabaja en el area de fisiologia y biologia del cerebro: es mi inspiración y la fuente de la info cientifica. estoy tratando de encontrar la información más reciente y más veridica posible, así que me baso en los trabajos de los cientificos reales. siendo rusa, me apoyo tambièn bastante el la bibliografía en ruso. En el canal YouTube de Stanford esta publicado el curso completo de Sapolsky: Biologia de comportamiento humano, super informativo, tambièn bastante divertido. uno de estas lecciones quiza son demaciado técnicos, y podrían ser dificil de entender a una persona como tu y yo que no tenemos instrucción especial, por ejemplo, la quimica del cerebro o endocrinologia. sin embargo, hay partes que son muy facil de seguir. te recomiendo. y gracias por tu apreciación e interes. estoy muy contenta de encontrar a mi lector.

        Le gusta a 1 persona

  3. Reblogueó esto en En la diversidady comentado:
    Nuestro cerebro es talentoso y poderoso, pero bastante ocioso y tacaño con los recursos, siempre escoge la versión menos laboriosa con los mayores beneficios. Y recuerden, la razón no participa en este trabajo. Por lo tanto, hablen con su cerebro usando las imágenes, muestrenle los beneficios claros y atractivos.

    Me gusta

  4. ¡Muchas gracias por Sapolsky! Será mi primer encuentro con un neurocientífico divulgador.
    De entrada encontré dos vídeos subtitulados. Uno de ellos me va a servir, además, existencialmente.
    -Robert Sapolsky – El Libre Albedrío No Es Más Que Un Mito
    youtube.com/watch?v=MB7vTzyj-Ow
    -Robert Sapolsky Sobre la depresión
    youtube.com/watch?v=6BPUv6R4574
    No sé cuánto sabes del funcionamiento de WordPress. Les saco “https://www.” porque con cierta cantidad de links manda el comentario a spam. Pegando en el navegador lo que dejé se llega.
    A Stanford no lo puedo aprovechar porque mi inglés sirve sólo para charlar y entender artículos simples.
    Ya tienes tus lectores/as, en entradas sobre temas inusuales como éste, 9 likes y ser compartida 15 veces significan un exitazo. Tu blog seguirá creciendo.
    El problema es que la gente en general es bastante mezquina con los likes y los comentarios. Yo me entero que mi blog tiene movimiento por el escritorio. Una vez comparé números de un blog con unos 1300 seguidores/as. Una entrada tenía unos 86 likes y unos 16 comentarios.
    Es una gran herramienta el que hables ruso, “Occidente” no es muy generoso con la información sobre los avances científicos de tu país.
    Y bien… sigamos en contactos.
    Un gran abrazo, Jorge

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas noches, Jorge, sí, todavía no me oriento muy bien en WordPress, gracias por el detalle. genial que me mandas este link de libro de Robert: yo todo lo veo en inglés, porque en español hay poco traducido(o en rus, con doblaje, pero me gusta escuchar su voz así que prefiero inglés) y cuando quiero compartir con otras personas en mi alrededor, no siempre puedo hacerlo porque no todos hablan inglés. es un gran personaje, un super docente y un gran científico. me encanta su postura bastante típica para un fisiólogo que a la vez no descarta la necesidad de los aportes de la filosofía y no cae en la simplificación y el reduccionismo. me entusiasma mucho saber que vas a descubrirlo. veras que te encantará. muchos cariños

      Me gusta

      • Vivimos en un mundo muy reduccionista, blanco o negro. Los psicólogos no saben nada de Neurología y los psiquiatras se limitan a darte pastillas cuyos efectos no conocen demasiado bien. Quizás te interese esta entrada mía sobre la mediocridad de la psicología: “Psicología, ciencia y charlatanería” enladiversidadblog.com/2017/08/13/psicologia-ciencia-y-charlataneria/
        Es un problema el idioma. Si hay un tema que te resulte importante y sólo lo encuentras en inglés, creo que deberías subirlo igual. Sirve como difusión porque hay muchos seguidores/as que hablan bien ese idioma. Yo lo hago con las campañas de Water.org por ejemplo.
        Hoy tenía muchas cosas pendientes, recién ahora voy a conocer a tu compatriota. Después te cuento qué me pareció. Con tu enfoque “hablar del cerebro humano de manera facil, comprensible y divertida” y la descripción que haces de él, seguro me va a gustar Г-н Роберт Сапольский (ruso de Google).
        Pero me pareció importante hablarte ahora del escritorio y de los “widgets”.
        Widgets son todas las cosas que hay en mi columna izquierda (en tu caso van a la derecha). Hay MUCHAS opciones de distinto tipo para poner información extra. Con esta dirección, teniendo tu blog abierto, deberías poder llegar a tu escritorio (no estoy seguro porque tu dirección se presenta distinto a la mía): cerebrohumano.home.blog/wp-admin . El viejo escritorio, que me resulta más completo. “Para acceder al Área de administración de WordPress debes usar este enlace: tudominio.com/wp-admin”. hostinger.com.ar/tutoriales/acceder-al-escritorio-wordpress/#gref
        Al llegar al escritorio debes bajar hasta “Apariencia”, cliquear, y luego cliquear “Widgets”. Te aconsejo poner el widget “Botón Seguir” al principio. Much@s bloguer@s no lo hacen y pueden perder seguidores/as porque l@s internautas andan muy acelerados y pueden irse sin seguirte porque no encuentran rápido cómo hacerlo.
        Por último, un sitio que puede interesarte, es de un neurobiólogo, catedrático de la Universidad de Salamanca.
        Es bastante claro para quien esté un poco familiarizado con el discurso académico y desarrolla mucho y bien: jralonso.es/
        Hasta luego 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • Muchas gracias, Jorge, por tus generosas sugerencias, voy a hacer lo que me estas explicando. y ahora mismo buscaré al neurobiologo que me estas recomendando. muchas gracias por todo t apoyo incondicional. me siento encantada

        Le gusta a 1 persona

  5. Quid pro quo. Nada que haga por ti podrá compensar el que me hayas presentado al Doctor Sapolsky. Ya está en mi top ten de científicos preferidos. Viendo su aspecto de hippie amable jamás habría podido adivinar su excepcional nivel académico y pedagógico. Explica como si estuviera charlando, pero la forma en que desarrolla el tema es la de un experto que quieren que los estudiantes entiendan. Avanza progresivamente volviendo sobre lo ya dicho para reforzarlo. Supongo que lo que digo suena a obviedad, pero puedo contar con los dedos de la mano los profesores que tuve que sabían enseñar.
    Estoy viendo la clase sobre depresión que aparece en youtube.com/watch?v=6BPUv6R4574 Ayer vi hasta el minuto 33 y paré para asimilar (hace MUCHO que no voy a una clase y mi cerebro anda lento).

    ¿Por qué te llama tanto la atención mi actitud?
    Un abrazo fuerte 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • A mí me encanta que te guste charlar, y hacerlo de temas varios. En general los pocos comentarios que recibo son un poco protocolares. Apariciones cordialmente fugaces. Muchas veces pongo temas que me resultan muy potentes y apenas tengo respuesta. Me quedo con el vacío de la falta de desarrollo, de aportes.

      Le gusta a 1 persona

    • me alegra tanto que el grande Robert te acompaña ahora. si, sus explicaciones son muy comprensibles, coherentes, llenos de humor y el respeto hacia el oyente. me gustó mucho su lecture sobre el lenguaje, y sobre el reduccionismo. y en sí, me gusta todo, con él aprendo todo el tiempo. pero sí, al menos yo necesito escuchar lo mismo varias veces, para asimilar.
      soy docente, por eso a parte de aprender, lo tengo a èl como un modelo de profesor que todos quisieramos tener.
      me llama atención tu actitud porque ayudar a alguien a quien recien conoces no es nada comun.
      ten un lindo sábado, en Lima hace calor hoy. provoca ir a la playa, pero el Pacifico por aqui es demaciado frio para mi.

      Me gusta

      • La gente no quiere involucrarse. No se por qué. Un hombre contó que se desmayó en un lugar con MUCHO tránsito de personas y ahí quedó en el piso hasta que reaccionó y siguió su camino. Sospecho que en ese caso presupusieron que estaba borracho porque vestía ropa de trabajo y… era moreno. Hay mucho racismo acá. Basta que veas nuestra TV, parecen canales de algún país europeo mediterráneo.
        Y el mundo bloguero es muy especial. En general me sigue gente progresista, cuando posteo algo que tiene que ver con la solidaridad dejan más likes, pero nunca rebloguean. Y parece que no quieren acercarse “demasiado”. Con 2 bloguer@s de Buenos Aires llegamos a acercarnos mucho, con la chica en un momento nos escribíamos por correo privado casi todos los días. Cuando surgió la idea de conocernos en persona, fueron distanciándose cada vez más y desaparecieron.
        Parece que el Pacífico es muy frío incluso para quienes nacieron cerca de él. Tengo un amigo que nació en Chile y lo recuerda como poco agradable. En Buenos Aires el verano es espantoso; entre el cemento y la humedad, cuando caminamos por las calles parecemos zombies. Por suerte yo trabajo con el ordenador en un piso 13.

        Le gusta a 1 persona

  6. Es curioso cuando se supone que dominas el cerebro a lo largo y a lo ancho, que has conseguido desengancharte de la serotonina, y que has encontrado la forma de saber hasta lo que desconoces que existe, de dar respuesta a todo… Ahí queda la procastinacion.
    No es que te sientas mal, porque nada puede ser desagradable, pero siempre piensas que si verdaderamente te pones, acabas en muy poco tiempo con todo lo que tienes pendiente.
    En lugar de eso, escribes la entrada del día y quizás algo más, y seguimos procastinacion.
    Porque al final ¿Para que?
    ¿Hacerlo por hacerlo?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s