MI TRIBU PERSONAL: el Job del siglo XX

La tragedia universal que vive la humanidad ahora, no es la primera, y, lamentablemente, no es la última. todos estamos dentro de ella. Incluso los que están alejados y protegidos. es cuando el dicho que una muerte es tragedia, y millones de éstas es solo estadística ya no es válido y más vigente es el refrán: hoy por mi, mañana por ti. La normalidad aburrida ahora es soñada y extrañada y apreciada. Es cierto que estamos aprendiendo mucho y abriendo los ojos, pero muy caro nos sale este aprendizaje. 

La gripe española de hace 100 años fue cruel también, pero poco aprendió la humanidad de aquel tsunami, aquel festivo de la muerte. Y no ganó nada, ya que los que murieron, no dejaron sus genes que podrían — quien sabe– haber salvado el mundo de la segunda guerra mundial.

Блестящий учёный и непревзойдённый экспериментатор. Пётр ...

Pyotr Kapitsa, uno más de mi tribu, perdió todo como Job — la víctima del cruel experimento de Jehová y Satanás sobre la resistencia de un ser humano frente las adversidades. El sentido de esta historia bíblica para mi no se torna alrededor de la devoción de un ser humano hacia la divinidad, sino, su resistencia y su capacidad de supervivencia en las circunstancias extremas. Los verdaderos aves Fenix somos nosotros, los humanos. El dolor interno que podemos experimentar es más destructivo que cualquier dolor físico imaginable, sin embargo, logramos sobrevivir, superar, y seguir viviendo.  

Pyotr Kapitsa, el Nobel de 1978, un genio científico y una persona de cualidades humanas excepcionales, en cuestión de semanas perdió todo: su padre, su amada esposa, sus dos pequeños hijos llevados por la gripe española.

Пётр Леонидович Капица | ВКонтакте

Estaba al borde del suicidio, pero a esta edad tan temprana, ya tenia amigos y admiradores de su talento cientifico que se ocuparon de salvarlo de la muerte segura. Muchos de amigos que tenemos, hay que ser realistas, llorarán mares en nuestros funerales, pero no harán nada para alejarnos de la muerte de la depresión. La depresión es una enfermedad que nos convierte en asociales — la gente sana difícilmente podrían entender la profundidad de dolor en que vive el víctima de la depresión. Kapitsa, y junto con el , todas las generaciones futuras, tenia suerte.

Петр Капица и Резерфорд: научные исследования

Fue casi imposible, pero con esfuerzos de muchas personas, se logró el traslado de Pyotr a Inglaterra, al laboratorio del mismísimo Rutherford, quien, por cierto, puso muchísima resistencia no queriendo aceptar en su equipo a un sovietico — mala fama de mi ex-patria ya era bien formada. Pyotr lo convenció de una manera poco convencional, pero luego de un año de trabajo juntos, se hicieron muy amigos. Rutherford apreció el genio que escondía la cara triste del físico ruso. Más adelante, él califica a Kapitsa como experimentador de dios

El trabajo científico arduo, pero productivo y exitoso con tiempo curó el dolor de Pyotr, y logró retomar su vida sentimental enamorándose una vez más — y para siempre — de una chica que conoció en Inglaterra, hija de un matemático y constructor naval ruso.

История любви. Анна Крылова и Пётр Капица». Обсуждение на ...

Tuvieron dos excelentes hijos, ambos científicos famosos, uno de los cuales se convirtió en el popularizador de la ciencia en la unión soviética más conocido y popular a quien yo llamaría el padre de la popularización científica – y qué padre!! 

La vida de Kapitsa, por su puesto, no está relatada en este pequeño texto, solo tracé un par de líneas.

Ландау. Москва, Институт физических проблем

Verdad que sería para hacer una serie alucinante de varias temporadas y me sorprende que hasta ahora nadie se inspiró para ello. 

¿Qué lo hace la parte de mi tribu personal? Lo que más admiro – su bondad, honestidad absoluta, modestia, nobleza e intelecto. Y también la valentía y la dureza y firmeza de su carácter — sin ello es difícil ser tan honesto y abierto como fue Pyotr Kapitsa.

No voy a mentir, tengo sus fotos en mi casa, y me gusta mirarlas sintiendo como se derrite mi corazón viendo estos ojos llenos de bondad.

Пётр Леонидович Капица рассказывает анекдот о разоружении

La historia de su vida me marcó profundamente, pero conocerla me hizo conocerlo como un ser humano que se convirtió en el punto de referencia para definir qué es un ser humano de verdad para mi.  Algunos episodios de la vida de Pyotr Kapitsa pueden leer en este texto publicado en mayo de 2019

5 comentarios

  1. Gracias de nuevo por publicar esta aproximación a personas que unen un cerebro privilegiado a un excelente comportamiento. Un abrazo.
    Leo recientemente que el corazón parece disponer de una amplia red neuronal. El suyo debe tener un tamaño extraordinario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s