Mundos imaginarios del cerebro

¿Si el mundo en que vivimos es una creaciòn de nuestro cerebro? Por supuesto que sí. 

¿Si el cerebro puede crear algo y hacernos creer en su realidad cuando no lo es? Ciertamente. ¿Si en los mundos imaginarios hay colores, olores, sonidos que percibimos como reales cuando no lo son? Claro!! Todas las noches vagamos por el universo que no existe en la realidad objetiva (¿dije objetiva? Es una broma) sin embargo, se siente más real que la tasa del café por la mañana. Y despuès de enlistar todo esto ¿cómo seguir confiando en el cerebro?

Uno de los misterios todavía no resueltos, son los mecanismos de los sueños que existen en los cerebros de los humanos, y de los animales. Al quedarnos inconscientes, nos sumergimos en los mundos internos de nuestros seres y, excepto los casos de los sueños lùcidos, percibimos y vivimos los sueños como la realidad, y nada, nada nos sorprende, nada indica que no es real. Volamos, comemos, nadamos, peleamos, hacemos el amor y todavía con orgasmo y todo, morimos aveces, aveces, damos a luz hablamos, cantamos, vemos todo tipo de personas, animales, monstros. es decir, vivimos y vivimos una vida más exitante y libre que la vida real.

Recuerdo un sueño mío muy cercano al lúcido cuando soñé estar en la casa de mi amiga reparando el almuerzo, y de pronto, por alguna razón sospeché que era un sueño. Le dije — creo que todo lo que está pasando no es real, creo que es un sueño. Ella se rió y dijo que estaba loca y seguimos hablando. Y todo fue totalmente idéntico a la realidad. Y de pronto, le dije — si no podré leer el nombre de la marca de tu refrigeradora(no sé por qué me había ocurrido este test para comprobar la realidad), es un sueño (solo imagínese toda esta escena en la vida real. ¿Imaginaron? Y una reacciòn normal a estas palabras de una persona real? Pues, reaccionó así). Pero, al acercarme a la refri, no pude leer la marca. Sí, era un sueño. Me desperté. 

¿Cuáles son los indicadores que nos permiten en la vida real saber que es real? Nunca tenemos dudas, verdad? Pero en el sueño tampoco tenemos dudas que estamos en la realidad. 

¿Han tenido ustedes sueños lúcidos? Sus sueños tienen colores? Sonidos? Olores? Por cierto, por años pensaba que no soñaba olores, y hace poco confirmé que sí, sueño olores también. No es alucinante? 

Me gustaría saber un poco de cómo sueñan mis lectores 🙂 antes de empezar este gran tema en mi blog. Estaría feliz leer sus experiencias.

16 comentarios

  1. Leyendo tu primer párrafo y de acuerdo a la imagen, cuando digo:
    “Arranque un pétalo de una rosa
    El viento la hizo cruzar el pacífico
    Ni el mar encrespado, ni las olas agitadas
    pudieron detenerla.
    Sólo quería acariciar tu rostro
    para decirte que eres
    la mujer más bella
    del Universo”
    Eso dijo mi cerebro y sentí el frío de la aguas de la Costa Verde para llegarme a tomar el café de la mañana.
    Estoy en una disyuntiva: Lo creo el cerebro y es real. O un sueño, y como dijo Cervantes: “La vida es sueño y los sueños, sueños son.”
    La cuestión es que lo sentí real.
    Saludos Alona
    Manuel

    Le gusta a 1 persona

    • qué hermoso, Manuel, estas palabras embrujan 🙂 gracias
      y sí, el mundo como lo vemos, como lo pintamos en los cuadros, o describimos en las palabras, es así como nuestro cerebro decidió que se vería 🙂 rechazó tajantemente muchos colores, muchos sonidos, lo segmentado convertió en sólido , parcializado en fluido, lo que se mueve dejo inmovil, eliminó de la percepción un montón de seres vivos — quizá, para quedarse con la idea que dominamos el planeta 🙂 y desarrolló una excelente habilidad de explicar todo lo que no se entiende en términos de ya conocido.

      Le gusta a 1 persona

    • que tan diferente que somos en cada aspecto de la vida. yo recuerdo muchos sueños, y otros desvanecen a penas despierto. he tenido sueños lucidos algunas veces, mayormente en la situación de pesadilla — ojalà podríamos manejar nuestra realidad tan facilmente como se puede hacerlo en el sueño lúcido :). un gran abrazo para un super domingo

      Me gusta

  2. Yo solo me acuerdo de mis sueños cuando me los paso trabajando, lo que los convierte en pesadillas porque llevo bastante tiempo jubilado.
    Eso sí, nunca he soñado que diese a luz. Voy a esforzarme a ver si lo consigo.

    Una pregunta, ¿nunca habéis soñado despiertos? No me refiero a esos momentos en los que se nos dispara la imaginación, sino a, estando despiertos, cambiar el marco de realidades y comportaros como lo haríais en sueños, con total desinhibición y sin mediar sustancias espirituosas de por medio.
    Excepto en lo de volar, claro, que eso ya os digo que no funciona estando despiertos.

    Le gusta a 2 personas

  3. Lo de mirar la marca de la nevera es una manera bien original de comprobar si se trataba de un sueño.
    En cuanto a ser consciente de soñar, mientras se sueña: recuerdo alguna vez estar soñando algo agradable (no recuerdo qué en concreto, pero nada relevante) y experimentar un breve despertar. Y luego, al volver a dormir querer recuperar el hilo de la ensoñación que quedó cortada. Y creo que lo conseguí alguna vez… ¡Qué suerte!

    Como extensión de un comentario anterior, decir que lo de “y los sueños, sueños son” es de Calderón de la Barca. Y pongo aquí otra parte del texto que, de otra forma, viene a decir lo mismo.

    Sueña el rico en su riqueza,
    que más cuidados le ofrece;
    sueña el pobre que padece
    su miseria y su pobreza;
    sueña el que a medrar empieza,
    sueña el que afana y pretende,
    sueña el que agravia y ofende,
    y en el mundo, en conclusión,
    todos sueñan lo que son,
    aunque ninguno lo entiende.

    Le gusta a 1 persona

    • gracias por el verso, mucho más profundo que es a primera vista 🙂 . respecto leer la marca de la refri: lo que pasa es que en aquel momento ya sabía que no podemos leer en el sueño, y esta fue la pista que recordé soñando. y mis pesadillas me trajeron momentos lucidos también. en muchas ocaciones cuando tenía pesadillas siendo creyente, yo empezaba a resar, el padre nuestro, y eso me hacía despertar. luego, ya siendo atéa, solo para experimentar, he decidido que cuando tenga pesadilla y dentro de ésta tenga duda si es real o no (lo cual es sumamente dificil, ya sabemos) entonces, aparecerá un helicoptero(tenía que ser algo fuera de lo común que sorprenderá la mente) y me llevará fuera del lugar de pesadilla. y sí, hubo una cuando me sentí desesperada percibiendo el sueño como realidad, pero pensé noo!!! no puede ser todo tan mal, seguro que es una pesadilla, y de inmediato apareció un helicoptero. no era de tamaño normal, sino, un juguete, pequeño, pero igual lo agarré con mis manos y me llevó de allí. estos momentos de sueños lúcidos son divertidos.
      sí, es una pena aveces, abandonar un hermoso sueño en el que te sientes muy feliz, contento o admirando una realidad intensificada. gracias por compartir. un abrazo

      Me gusta

  4. Hola Alona , que lindo artículo. Bueno, he tenido sueños premonitorios que se han cumplido tal cual los había previamente. Muy aparte de eso, una vez soñé que me dieron una bofetada y al despertar seguía con ese dolor . Jajajajaja. Terrible, mi mejilla roja. 😁

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s