MARIHUANA: los secretos de una planta

PRIMERA PARTE DE ESTO TEXTO

Al comparar con otras drogas, de las cuales hemos hablado recientemente (aquì es el texto detallado), la acciòn de la marihuana sobre el cerebro es multifacético. Produce la euforia, pero no como otras sustancias estimulantes. Es sedativa, pero de manera diferente que el alcohol o los barbitúricos. Su efecto analgético es suave y tiene otra vía que la de los opiáceos. La marihuana puede provocar las alucinaciones, pero , de nuevo, el mecanismo es completamente diferente que de LSD u otros alucinógenos que mencionamos en publicaciones anteriores. ¿Cómo surgen estos efectos tan diferentes y simultáneos a la vez?

La composición química de la marihuana es compleja, pero su componente principal, el psicoactivo, es el tetrahidrocannabinol (THC) que, en mejores casos, provoca la euforia, en los peores, mucha ansiedad. Otro componente es el cannabidiol (CBD), es sedativo, pero no es psicoactivo. Esta molécula balancea las emociones y tranquiliza al consumidor, por lo tanto, debido a que carece efectos psicoactivos, se estudia activamente e, incluso, ya se usa para tratar la epilepsia, la distonía muscular, el parkinsonismo, la enfermedad de Crohn entre otros problemas similares. Aparte de estas dos moléculas, en la marihuana se encuentran por lo menos 113 otros cannabinoides, pero en las cantidades mucho menores. 

Resultado de imagen para marihuana CAKE
Marihuana cake

Los efectos psicoactivos se logran fumando la hierba o comiendo. En el segundo caso, el resultado se siente luego de una hora y media después de haberla comido, y su metabolismo en este caso es bastante largo — para eliminarla del organismo por completo se necesitan hasta 2 semanas. Eso sí que no suena bien para nada. 

¿Qué pasa en el cerebro bajo el efecto de la marihuana?

Resultado de imagen para MARIHUANA CARTOONS

En la primera parte ya hablamos de cómo trabajan nuestros propios cannabinoides, pero falta agregar, que si un neurotransmisor normal pasa la señal de una neurona a otra, los endocannabinoides lo hacen al revés, frenando la producción del neurotransmisor y, de esta manera, inhibiendo la señal. Esto se hace para evitar la sobreactivación de las neuronas , así que los endocannabinoides cumplen el papel de los reguladores de los procesos químicos en el cerebro

El THC parece a uno de estos endocanabinoides, por eso se conecta con los receptores correspondientes y los activa. Cada persona tiene la cantidad y la concentración de estos receptores muy individuales, por lo tanto, ante todo, los efectos de la marihuan podría variar de una persona a otra aunque el cuadro general es más o menos similar. 

El THC actúa sobre las tres áreas cerebrales: la amígdala, el hipocampo, la corteza prefrontal. La amígdala es la parte del sistema límbico, una de las áreas más antiguas que tradicionalmente se asocia con las emociones y el centro de miedo / agresión. El hipocampo contextualiza las señales de la amígdala, y la corteza prefrontal analiza lo que viene de las partes subcorticales para tomar decisiones. La amígdala se activa con cualquier dosis de THC, pero el hipocampo y la corteza prefrontal con las dosis bajas se calman, y a las dosis altas responden con ansiedad.

Resultado de imagen para MARIHUANA CARTOONS

Así que con las dosis pequeñas la activación de la amígdala se neutraliza con la calma provocada en el hipocampo y la corteza prefrontal,  pero con las dosis altas, el miedo puede llegar al pánico y paranoia. 

Otro efecto común de la marihuana son los trastornos de memoria y activación del pensamiento asociativo. Recordamos que el hipocampo ( pueden leer más sobre este sorprendente área cerebral  aquì ) es el área de la arquicorteza que responde por la memoria a corto plazo e, indirectamente pero de manera decisiva, de la memoria a largo plazo. Los receptores cannabinoides activados en este área, debilitan las conexiones entre neuronas alterando los procesos de memoria y de atención.

Resultado de imagen para MARIHUANA CARTOONS

El pensamiento se torna caótico, se llena de ideas desconectadas o se concentra en una sola por lo cual el afectado experimenta la alteración de la percepciòn del tiempo.  Sabemos que la corteza prefrontal se dedica a la racionalización, planificación, el análisis y el control del comportamiento,asì que, al desactivarla, todas esta funciones empiezan a fallar. La percepción se altera, los colores se ven más expresivos, los sonidos más profundos, las bromas más divertidas, en sí, el mundo empieza a parecer un lugar muy divertido, hasta gracioso, sí, muy muy gracioso. La corteza prefrontal literalmente se enloquece — su trabajo interpretativo de las señales externos toma formas impredecibles y muy tormentosas aunque la percepción en si no se altera, como pasa con otras drogas. El THC interfiere en el trabajo del cerebelo ( también hay un texto muy interesante sobre el cerebelo ), y de las ganglias basales (aquí no tengo nada que ofrecer, mia culpa, pero ya lo haré en 2020) que participan en la coordinación motora, así que no es buena idea bailar, ni manejar un carro, ni montar bicicleta bajo el efecto de marihuana. El hipotálamo se une al grupo de los alterados y activa la sensación de hambre. Por último, los cannabinoides intensifican la liberación de la dopamina que completa el cuadro final con la sensación eufórica de alegría y bienestar. ¿Qué tenemos como resultado?

Resultado de imagen para MARIHUANA CARTOONS

En algunos casos, un ser humano con características especiales que por una persona en su sano juicio parecerá bastante idiota, pero a él no lo importará mientras puede reír, comer y disfrutar los dibujos animados creados por su propio cerebro violado con la droga. En otros casos, un ser aterrorizado que perdió la conexión con la realidad por completo. Demás decir, que si uno muere de miedo, ya no ríe, ni come. 

Continuará.


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

7 comentarios

  1. Me gusta la imagen final porque se alguna forma sintetiza el texto. Escucho a menudo como defensores de la marihuana manifiestan las ventajas que presenta su consumo para reducir los efectos secundarios que provoca el tratamiento con químicos anticancerígenos e incrementar de paso el apetito y reducir la angustia en los pacientes. ¿En ese caso es aceptable alterar el estado mental? Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

Responder a AlonaDeLark Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s