Una tarde con el Dr. Seligman: la psicología positiva como placebo

La felicidad… quién podría pensar que Martin Seligman, un célebre científico que muchos años trabajó en el tema de la depresión, el creador de la teoría de la indefensión aprendida, algún día sería el fundador de la psicología positiva aplicada. Sus experimentos en los perros en los años 60 del siglo pasado fueron tan crueles que en los momentos actuales de nuestra civilización no serían posibles. Sin embargo, éstos ayudaron a entender la patogénesis de la depresión. Yo diría que Seligman tenía el perfil de Pavlov si de la ciencia se trata. No fue tan lejos como Pavlov en su búsqueda de la verdad *, sin embargo, su trabajo se basó en el sufrimiento de nuestros hermanos menores.

Resultado de imagen para seligman

Teniendo en cuenta el recorrido científico de Seligman, su propuesta inicial de la psicología positiva al inicio del siglo 21 fue para mí como la disonancia cognitiva total. Verdad que la vida nos trae sorpresas. Sin embargo, sucedió.

Hay que ser justos, su primer libro Authentic Happiness no fue nada bueno, pero lo podemos entender ya que Seligman en aquel momento trataba de verbalizar sus ideas y formularlas en forma de una hipótesis. Por lo tanto, yo, personalmente, lo veo como una especie de ensayo antes de que sus ideas sean claras para él mismo. El libro fue … hmmm … horrible, y más adelante él mismo lo reconoce y admite que no fue sobre la ciencia sino.

Resultado de imagen para psicología positiva

Sea malo o bueno su libro, Seligman, sin embargo, demostró el entusiasmo raramente visto, la perseverancia e inspiración únicas. El trabajaba sin cesar desarrollando las prácticas propuestas y aplicándolas en diferentes contextos. Seligman recibió el apoyo de muchos colegas psicólogos y, lo que es más importante aún, la ayuda financiera de diferente procedencia. Martin Seligman cambia los colegios y universidades, realiza un programa para elevar el optimismo en el ejército de los EE. UU, modifica los principios básicos de World Health Organization, (WHO), consulta a las corporaciones, interactúa con el gobierno en diferentes temas,etc, etc. Martin Seligman y su psicología positiva está en muchas esferas de la vida y sí funciona como él lo promete.

En 2011 Seligman publica su nuevo libro  Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-being.  En este libro Seligman explica por què el anterior no fue realmente científico y expone sus postulados modificados en base de la práctica y experiencia en la aplicación de sus métodos. Recordamos que él nunca dejó de trabajar, todos estos años que pasaron después de la publicación de Authentic Happiness Seligman y sus colegas trabajaban desarrollando y fomentando la felicidad en la gente.

En 2011 Seligman deja de usar el término felicidad reemplazandolo por otro más abstracto (como él explica), el well-being, o, el bienestar, en español. Es decir, sus intentos de conceptuar la palabra felicidad fracasaron. Pero la psicología positiva pretendió ser una ciencia por lo tanto tenía que tener un objeto de estudio. Seligman explica que el bienestar se compone de una serie de los elementos medibles, los fenómenos de realidad que contribuyen al bienestar, pero no son idénticos al bienestar y se complementan entre sí. El científico realiza múltiples ajustes para hacer su propuesta más generalizada en cuestiones de aplicación. Porque él sabe que su método funciona y lo desea fundamentar en términos científicos.  

Actualmente, la psicología positiva aplicada se enseña en la Universidad de Pensilvania ,

Resultado de imagen para Universidad de Pensilvania

en la universidad de Michigan, así como en otros centros de estudios. Curiosamente, en su libro Seligman dice que para practicar la psicología positiva o coaching uno no necesita ser un psicólogo licenciado. Suficiente con recibir una preparación en este campo, saber evaluar los estados positivos y las particularidades personales, conocer las técnicas y saber cuándo el paciente necesita ayuda de otros especialistas.  

El método de Seligman tiene efectos sorprendentes sobre los estados psicológicos de las personas. ¿Y cómo funciona? ¿Y por què funciona si sus bases científicos son bastante vagos?

Seligman con sus colegas desarrollaron centenas de ejercicios, técnicas, tests, etc, etc. que tienen algo en común: todos elevan la autoestima de los participantes significativamente. Como resultado de las pràcticas ofrecidas por Seligman y Cº, los practicantes del método empiezan a percibir a sí mismos de manera diferente, ellos sienten ser mejores personas en todos los aspectos y, consecuentemente,

Resultado de imagen para psicología positiva

eso los lleva a ser más optimistas, más activos, más abiertos y socialmente responsables. Gracias a estos nuevos aspectos de su comportamiento y autopercepción, su relación con otras personas mejora, tienen más éxito en sus actividades profesionales y personales, mientras tanto su autoestima crece ya por sí misma.

Básicamente, estamos hablando de una herramienta de felicidad. A partir de ahora, ya no necesitamos una religión o una ideología nacional para realizarse plenamente y sentir bien consigo mismo y con la vida.

Así como décadas atrás Seligman descubrió que la indefensión puede ser aprendida, ahora nos demuestra que la felicidad tambièn puede ser aprendida y cultivada. No hay nada complicado en aprender y ser feliz, nada fuera de este mundo material, basta con los simples ejercicios realizados sistemáticamente. La indefensión aprendida y la felicidad aprendida se adquieren siguiendo un esquema idéntico.

Lo interesante, creo, es lo siguiente: Seligman y Cº logran sorprendentes resultados prácticos, pero hasta ahora la teoría no està formulada. Yo veo el método de Seligman como una tecnología del lavado del cerebro, pero con los propósitos y resultados positivos. Una tecnología que trabaja bien para los que pertenecen a nuestra civilización occidental en su sentido amplio. No sé si Seligman mismo lo entiende o quizá se encuentra bajo el efecto de su optimismo aprendido y no està consciente de esto. Sin embargo, y él y todos nosotros necesitamos la fundamentación.

El bienestar no es nada complicado. Nos sentiremos bien cumpliendo cinco condiciones simples: ante todo nuestras necesidades básicas deben ser satisfechas, lo cual no es difícil en el contexto del mundo moderno. La segunda condición es la salud mental. La tercera, cuarta y quinta son el interés, la visión positiva del futuro, el respaldo y apoyo del círculo social.

El problema de la sociedad actual es que mucha gente se siente infeliz y no puede explicar por què. Nuestras necesidades no estàn definidas ni claras para nosotros porque las tecnologías de venta las falsifican, y de esta manera falsificada insertan directamente a nuestras mentes.

Resultado de imagen para felicidad digital

Nuestra comunicación con el entorno social tambièn està falsificada porque la sustituyen las tecnologías. Nuestros cerebros necesitan de una comunicación directa con seres de nuestra especie, pero la mayor parte del tiempo pasamos frente la pantalla de los televisores, laptops, computadoras, teléfonos.

Nuestra habilidad de proyectarse al futuro tambièn está quebrada ante todo porque el mundo se pone más incierto cada día.

Sin embargo, hay muchas formas de ayudar a los desdichados. Por ejemplo, el método de Seligman lo hace maravillosamente bien. Nos eleva la autoestima, sube nuestro nivel de optimismo y nuestras ganas de vivir florecen. Planificamos, realizamos, recibimos buenas porciones de dopamina y nos llenamos de satisfacción.  Dentro de este escenario, el apoyo del entorno social está casi garantizado porque tratar a la gente positiva, segura de sí misma y optimista es siempre agradable.

Pero el mismo resultado logran los miembros de diferentes “iglesias”, no importa cuàles. La fe religiosa es el mejor analgesico para nuestros sufrimientos: nos promete un hermoso futuro, la vida se llena del sentido, estando en el círculo de los que tienen mismas ideas, nuestro sentido de pertenencia al grupo es fuerte y sólido. No hay necesidad de demostrar al dios, suficiente con decir que EL o ELLA nos ama, del resto de las cosas se encargará el cerebro. El éxito de la psicoterapia religiosa está comprobado por siglos de práctica. Otra cosa que no es ninguna psicoterapia, sino el efecto placebo, lo mismo que tiene la terapia del Dr. Seligman.

Resultado de imagen para evangelica reunión

Todos los que quieren opinar sobre la psicología positiva, deberían leer los libros de Seligman, en especial el del 2011. Seligman cuenta la historia de formación de la disciplina, describe las técnicas detalladamente ilustrando con los casos reales y explica de manera bastante clara los principios de su método. Para opinar, tenemos que como mínimo estudiar la fuente original. No mediante la wikipedia, no por los resúmenes publicados en el Internet, no por los artículos como éste, por ejemplo, no por las promesas que acompañan la propuesta. Leer, analizar, pensar, discrepar, objetar. Y recièn luego opinar.   

*I.P. Pavlov llegó a usar los niños huérfanos en sus experimentos, lo que a lo largo le costó el segundo Nobel.

Referencias

Seligman M. (2002) Authentic Happiness

Seligman M. (2011) Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-being.

publicado por primera vez 22 de enero de 2019 en respuesta a la discución en el curso-taller sobre liderzgo empresarial. para variar, estaba en menoría y me quedé con ganas de argumentar.

26 comentarios

    • buenas tardes, Carlos, como siempre es un gusto de tenerlo por aquí. la figura de Martin Seligman es excepcionalmente interesante. me alegra que contribuí en presentarlo a usted. un gran abrazo, espero está disfrutando este fin desemana que nos une con el último mes del año 2019 🙂 cuando era muy joven, trataba de imaginar como sería para mi 2020 🙂 y ya está en las puertas 🙂

      Le gusta a 1 persona

      • Muchas gracias Alona, espero que en lo posible la realidad actual supere sus previsiones pasadas.
        Parece que afortunadamente la lluvia hará por fin acto de presencia y espantará la amenaza de sequía y las ganas de abandonar la lectura para salir de casa. .
        No recuerdo haber especulado hacia el futuro, ni de joven, ni de maduro, ni mucho menos de viejo, aunque deseo que este año que se avecina, la felicidad alcance a todas las excelentes personas que devienen importantes en nuestra existencia, entre las cuales usted ocupa un lugar preferente.
        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • USTED PARECE SER UN HOMBRE DEMACIADO(palabra equivoicada? debería, creo , decir MUY) POSITIVO Y BUENO, SACO EL SOBRERO (IMAGINARIO, PORQUE NO USO LOS SOMBRESO QUE ME QUEDAN REMAL :)) Yo si quiero que algunos malditos mueren 😦 como el lider de la Corea del Norte, o Putin, o la colega que me hace la vida imposible 😦 nooo , a ella solo le deseo un pequeño derrame cerebral, como us sustito. bueno, es el ejemplo del humor ruso, es divertido? ofencivo? torpe? no sé como podría reacionar una persona tan positiva como usted , Carlos 🙂 somos (esos rusos y rusas de la generación que enfrentó los años 90tas) muy sarcasticos y bromeamos hasta de la muerte y las desgracias y las enfermedades. un abrazo

        Le gusta a 1 persona

      • Sabe? Hace un tiempito caí en la cuenta de que no merece la pena amargarse la existencia cuando se sufre una injusticia de los poderosos. Ni siquiera si uno es victima de una maniobra incorrecta de tráfico. porque el autor huye raudo, quizás riendo, mientras uno se queda con dos palmos de narices y un enfado monumental que sólo le sirve para elevar la tensión sanguínea. Para maldiciones certeras siempre se puede consultar algún manual de brujería o conjurar magia negra.

        Le gusta a 1 persona

  1. Me apunto también a Seligman. De sabios es rectificar y no quedarse anclado en los fallos, que son aprendizaje.
    El bienestar es una palabra maravillosa, produce más sosiego, paz, tranquilidad que felicidad.
    Artículo genial, por cierto.
    Lástima que estuvieses en minoría para poder argumentar, las minorías, ya se sabe………..no sigo.
    Feliz finde. 🙂

    Le gusta a 2 personas

  2. Estoy de acuerdo con tu artículo, la autoestima es el primer paso, yo diría la base para la felicidad, si no te quieres, si no te aprecias y valoras ¿cómo vas a ser feliz? Pero, como somos seres sociables, necesitados de relaciones, un segundo paso es la necesidad de saberte amada, o al menos apreciada por alguien, si no te sabes valorada o querida por el otro ¡qué difícil es ser feliz!

    Le gusta a 1 persona

    • en realidad, creo que la felicidad, ante todo, es la salud mental, acompañada, claro, con la salud física. aunque no siempre la enfermedad es la equivalente de la desdicha, por ejemplo, los afectados con derrames cerebrales en el hemisferio derecho, mantienen un estado optimista o , icluso, mejoran significativamente su estado de ánimo, ya que el hemisferio izquierdo en sí es el que toma la vida con menos reflexión. es por ello que la recuperación y rehabilitación de las personas con derrames cerebrales en el hemisferio derecho son mucho más difíciles ya que se quedan con el hemisferio que percibe la vida como una cosa muy mala, encima, su trauma que afecta su calidad de vida… podemos ver que la felicidad en este caso es algo que no depende de uno. Gracias, Marycarmen, un gusto conversar con usted 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s