DROGADICCIÒN: un poco de todo y mucha dopamina

Las drogas alteran la química cerebral y, ante todo, la mayoría de éstas hacen que los receptores neuronales disminuyen su sensibilidad que, consecuentemente, hace que el cerebro empieza a pedir más y más sustancias externas. Por su puesto, cada droga específica tiene sus particularidades en afectar el cerebro. 

La éxtasis aumenta de manera exagerada (como una avalancha) la producción de serotonina que trabaja en el área de la corteza frontal (corteza frontal!!!! aquí y también aquí pueden leer sobre la importancia de la corteza frontal en nuestro razonamiento, control, voluntad, pensamiento, en la vida consciente) causando los efectos de trascendencia y afecto muy especial que los drogadictos interpretan como al camino hacia un mundo espiritual. El efecto de abstinencia es una profunda depresión. 

Resultado de imagen para cactus peyote
el peyote

Los alucinógenos, tan amados por todo tipo de gurú espiritual que prometen cambiar tu vida después de usar el peyote, san pedro, o ayahuasca, tambièn estimulan la producción de serotonina o, de lo contrario, pero con el mismo efecto, duplican el efecto de este neurotransmisor. Las alucinaciones surgen a raíz de la estimulación de los lóbulos temporales (en este texto pueden leer detalladamente sobre los mecanismos de este proceso). En algunas personas la estimulación llega a la amígdala cerebral, y en lugar de la estimulación de los centros de placer, se estimula esta pequeña pero feroz responsable por el miedo y agresión. Así se producen experiencias aterradoras.

Resultado de imagen para carlos castañeda y don juan

No es que el demonio del cactus no te acepte, como le contaba Don Juan a Carlos Castañeda ( pro cierto, sabían, que Castañeda nació y creció en el Norte de Perú?) es la estimulación exagerada de la amígdala cerebral. 

La cocaína se mete con lo más sagrado, con nuestra dopamina — tiene una forma muy particular de bloquear los mecanismos que eliminan el exceso de la dopamina del cerebro causando con esto las sensaciones de euforia. Pero si fuera poco, la misma cocaína aumenta las cantidades de la serotonina y la noradrenalina. Si recuerdan ( en este texto hemos hablado de la noradrenalina ) la noradrenalina nos da la sensación de energía y fuerzas, mientras que la serotonina causa la confianza. De esta manera, la cocaína, nos hace sentir que somos felices, fuertes y rodeados de un mundo amigable que nos aprecia y valora. Un perfecto surrogato de la felicidad. 

Las anfetaminas trabajan con la noradrenalina pero las dosis grandes, en lugar de crear la sensación de la energía y valentía, puede resultar en excesiva ansiedad y agitación. 

Resultado de imagen para amapolas
las amapólas

De los opiáceos hemos hablado muy detalladamente y los invito a leer esta publicación. Solo para aquellos que no tengan tiempo, el efecto de los opiáceos (opio, morfina, heroína) activan la producción de la dopamina, para variar, adormeciendo las áreas de la corteza cerebral (giro cingulado)  que responden por detectar las señales sensoriales negativas. En el periodo de abstinencia, a parte de la sensación extrema de ansiedad, el adicto padece dolores tan fuertes que a veces muere del paro cardiaco generado por el shock. No hay que olvidar que los neurolépticos, que se consideran medicina, tienen efectos muy similares y sí , conscientemente, tenemos que evitar su uso, y si usamos, hacerlo con muchísimo cuidado. 

Resultado de imagen para fumar cigarro

La droga más inofensiva según los consumidores, la nicotina, es bastante adictiva y su efecto sobre las neuronas que producen la dopamina y acetilcolina (me falta una gran publicación sobre este neurotransmisor) es devastador porque las insensibiliza después de un corto tiempo de consumo haciendo que éste sea cada vez más y más significativo(en esta publicación encontrarán la información más detallada).

Finalmente, el alcohol, un caso especial porque sigue siendo un elemento cultural tan amado que no se considera una droga, pero sí lo es y sus efectos son muy dañinos para nuestro cerebro. Estos días publicaré mi texto sobre el alcohol ya que la repetición garantiza un buen aprendizaje. Espero este texto ha sido muy informativo y útil, en especial, para aquellos que tienen hijos, nietos, sobrinos, alumnos jóvenes con las ideas muy románticas sobre algunas drogas. Yo también tengo un par de amigos que lean este blog y que están considerando tomar el tour ayahuasca (sí, en Perú hay estos tours que se guían por chamanes “profesionales”). Por algo tenemos nuestra corteza frontal, quizá este texto cambiará la vida de alguien o su cosmovisión. Las experiencias “espirituales” bajo el efecto de las plantas (la amapola, san pedro, peyote o ayahuasca, no importa) no son ni más ni menos que las experiencias de un cerebro alterado, violado, maltratado.

ritual grupal de ayahuasca

23 comentarios

  1. Hay que probar de todo 🤷🏻‍♂️😂🤣 es broma 😅 la verdad es que ninguna droga es necesaria y alguna como el tabaco y el alcohol esta tan normalizada y al alcance de todo el mundo… que la gente lo hace sin pensar en las consecuencias que ello tiene 🤷🏻‍♂️ esperemos que el saber, ayude 💪 gracias por compartir querida 🥰

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias Alona. sea para disfrutar o para sentir que se accede a una existencia elevada, las drogas son tóxicos que alteran la percepción de la realidad e impiden la progresión de la conciencia para llegar a ser simplemente una persona mejor, más tranquila y tolerante. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • gracias, Carlos, es un tema importante porque las drogas quitan la oportunidad de una vida y la remplazan por una existencia ilusora y muy breve. en especial me dan pena los hijos de los drogadictos que viven en este ambiente y casi siempre se corrumpen por sus padres antes de poder tomar su propia decisión. son vidas perdidas que me dan mucha pena.

      Le gusta a 1 persona

  3. Los efectos cruzados con los antidepresivos son muy peligrosos. Especialmente a los enfermos mentales hay que recalcarles que el consumo de drogas produce lo que se llama “patología dual” y empeora mucho el pronóstico de la enfermedad.
    Interesante ver la explicación de la nicotina, porque así se entiende porqué, mientras en la población general fuma un 35 %, en enfermos mentales fuma el 60 %.
    Cuidado con probar drogas, tienen la capacidad de desencadenar brotes psicológicos (una de las razones por lo que estas enfermedades van en aumento rápido). Quien sin probarlas es posible que estuviera sano siempre, jugando con estas sustancias, si tiene la predisposición, enferma.
    Alucinar por drogas no tiene nada de místico.

    Le gusta a 1 persona

    • me alegra , Manuela, que pensamos igual. la humanidad tiende a buscar experiencias psicodelicas y darles explicaciones sobrenaturales, pero no es más que alteraciones internas del metabolismo neuronal. un gran abrazo!!!

      Me gusta

    • tu sabes, Carlos, en Perú viene muchos extranjeros en búsqueda de las experiencias “sobrenaturales” más allá, es decir, a probar las plantas alucinogenas. es lamentable, realmente. claro, un solo uso a pocas personas hará daño, pero si lo hará. es bastante simple entender que no existen experiencia más allá del cerebro, al menos no con la ayuda de los quimicos ( no sé por qué la gente dicen que lo de las plantas es “natural” , porque se trata de los componentes quimicos que pueden ser sintetizados o proceder de una fuente natural, pero de la misma manera dañan al cerebro) UN ABRAZO HASTA EL HERMOSO NORTE PERUANO 🙂 LA TIERRA DE CHAMANES, VERDAD?

      Me gusta

  4. Gracias. Por acá, en las “mesas” se toma tabaco por la nariz. Ya te imaginarás, pero creo que es algo mas suave que todo lo otro. En fin, personalmente creo que hay formas de experimentar emociones de otra manera. Por ej. Como lo mencionaste el lo del miedo. Ver una peli de terror. Super, sigue adelante con esta información que nos das. Felicitaciones.

    Le gusta a 1 persona

  5. Wow! Estimada Alona, tú siempre nos ilustras con tu brillante explicación qué acontece en nuestro cerebro, especialmente en la corteza frontal ante el consumo de drogas. Yo si sabía que el alcohol, la nicotina y la heroína producen cierta adicción a tal punto que puede resultar peligroso. Sin embargo lo que yo desconocía era que ciertas plantas como la amapola, el peyote, etc tal como lo citas en tu artículo producen alucinaciones. Muy interesante! Más aún, lo que más me llama la atención es las consecuencias que conllevan a producir la dopamina y también algo nuevo para mí es hablar de la amígdala cerebral. Felicitaciones! 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s