YO, PAPÁ: baby shape, prolactina y Mickey Mouse

El padre no es que te dio la vida, sino, el que te ha creado. ¿Serà cierto esto? Y si es cierto, ¿por què sucede de esta manera? ¿No es lo màs natural para nosotros amar a sus propios hijos? Veamos.

MADRE

Resultado de imagen para madre lactante

Una madre si no està separada de su hijo recièn nacido experimenta cambios inmediatos en su cerebro por la avalancha de hormonas que la inundan durante el parto y siguen produciéndose al amamantar.  La hormona número uno que trabaja en esta tarea tan especial es la oxitocina 🙂 que fue descubierta como la hormona relacionada con el parto y lactancia, pero la que en los mamíferos asume funciones mucho màs amplias de las cuales pueden leer en este texto y también aquí. Otra hormona que participa en el comportamiento parental, pero de manera más específica, es la prolactina.  Su nombre dice claramente que está relacionada con lactancia — bajo efecto de la prolactina las glándulas mamarias producen leche. La oxitocina solo hace que se contraen las vías lácteas, pero la producción de la leche es la tarea de la prolactina. La estimulación mecánica de la succión que hace el bebé al pezón de la madre manda las señales al hipotálamo donde las neuronas especiales empiezan a producir la oxitocina y la prolactina. Las hormonas y los neurotransmisores generan una respuesta positiva en la madre y fomentan el afecto que la madre siente hacia su bebé. 

PADRE

Resultado de imagen para padre lactante

Estas dos hormonas y neurotransmisores se producen tambièn en el organismo del varón porque Homo sapiens es la especie biológica en la cual el cuidado parental es la tarea de ambos padres, lo que se llama cuidado biparental. Muy importante resaltar que no es algo muy común en el mundo animal ya que en la mayoría de las especies la tarea de cuidar a las crías es de la madre. Somos una excepción muy seria: no solo la tendencia general es emparejamiento monógamo, sino, el periodo del crecimiento de los niños es largo. Primeros años de su vida el niño humano es indefenso y no puede sobrevivir solo, dependiendo cabalmente de sus padres. Por otro lado, la mujer sola no puede cuidar a una cría tan dependiente sin ayuda, por lo cual podemos concluir que y el cuidado biparental de los hijos, y la monogamia son necesarios para una mayor probabilidad de la supervivencia de los hijos. 

Pero el padre no da a luz, no amamanta al bebè. ¿Còmo la naturaleza se ingeniò para que en su hipotàlamo también se produzcan las mismas hormonas que en el cerebro de la mamá?

AMOR PATERNAL

Resultado de imagen para baby shape

A parte de las señales hormonales , para estimular el comportamiento parental, la naturaleza nos hizo sensibles a las señales que emiten los niños: visuales, auditivas, sensoriales, olfativas. En diferentes animales, estas señales son distintas. En caso de lo mamíferos, hablamos de baby shape 🙂 formas comunes para todos los pequeños comeleches: una cabeza grande con grandes ojos y las extremidades cortitas, gordito y redondito. Al percibir visualmente estas formas, en el cerebro de cualquier humano normal se producen la oxitocina y la prolactina intensificando la motivación parental. Cuando vemos a los niños, sentimos ganas de cuidarlos, acariciar, hacer algo agradable para ellos lo cual es totalmente maravilloso aunque no tiene mucho que ver con nuestra razón: pura biología :). Algo similar pasa cuando escuchamos las voces infantiles. ¿Sabìan que el famoso Mickey Mouse originalmente tenìa una voz áspera, pero con tiempo iba cambiando para finalmente hablar como habla un niño pequeño? Lo mismo pasó con su apariencia. Miren las fotos y sacan sus conclusiones: el mundo empezó a amarlo con una sutil pero poderosa ayuda de las señales visuales y auditivos que producen la respuesta hormonal incontrolable en nosotros.

De esta manera tan ingeniosa, la presencia de los pequeños en la vida, aunque no sean nuestros, hace que el cerebro produce màs prolactina en las mujeres y los hombres por igual, asì que ya sabemos, no se puede amar a los niños en la distancia, pero si nos damos el chance, casi siempre surgirá el afecto al estar de cerca. La tendencia innata juega un papel importante en la forma como responde el cerebro hacia la tarea de maternidad / paternidad, pero si por las circunstancias de la vida estás rodeado de los niños, tarde o temprano vas a amarlos. 

Existen personas con una firme decisión de no tener hijos, pero en muchas ocasiones estas mismas personas dicen que con sus sobrinos / estudiantes / hijos de amigos sienten una gran satisfacciòn y cariño. Evolutivamente es muy importante porque desencadena el comportamiento parental hacia un niño abandonado y hace que al cuidarlo, se forma un vínculo emocional muy fuerte. El padre no es quien dio la vida, sino, el quien te ha creado. Un varón (o una mujer) que decide cuidar a los niños que no son biológicamente suyos, recibirá el apoyo incondicional de la naturaleza: los sentimientos nacerán y le darán la felicidad que no se compara con nada más. 

PREPARACIONES

Resultado de imagen para chimpancés jugando con muñecas

En animales sociales, incluyendo a los primates, se observa cómo los adolescentes juegan y cuidan a los pequeños — es una especie de entrenamiento para su futuro rol del padre / madre. Y no es solo para desarrollar ciertas habilidades, sino, y es màs importante, para fomentar la capacidad de afecto hacia los pequeños. Para un ser humano, jugar con muñecas es muy buena pràctica para luego ser un mejor padre o madre, pero la presencia de los hermanos / primos / sobrinos etc a los cuales se le permita cuidar, facilita en futuro a realizarse como padre / madre de una manera màs efectiva. 

PRECAUCIONES

Resultado de imagen para depresiòn posparto

El primer bebè es un enorme estrés no solo para una rata de la cual hablamos al inicio, sino, tambièn para una mujer humana. Es bueno tener a alguien con màs experiencia quien te guiará y ayudará para que los programas correspondientes en tu cerebro se activan de manera oportuna y óptima. Es bastante común tambièn que una madre , en especial novata, desarrolle la depresiòn posparto. Está depresiòn, en su esencia, es un desbalance hormonal cuando el exceso de la dopamina disminuye la producciòn de la prolactina justo con las endorfinas que frenan los centros del comportamiento parental en el hipotàlamo. Detectado al tiempo, este problema se soluciona efectivamente dentro de pocas semanas. La maternidad y la paternidad son la fuente de las emociones positivas que nos dan la sensación de la felicidad y bienestar asegurados por nuestro cuerpo antes que cualquier factor externo. Si no lo experimentamos, podrìamos decir  que nuestra vida quizá no ha sido plena y no estábamos feliz de esta forma màs biológica entre todas las formas de felicidad. Afortunadamente, los seres humanos podemos disfrutar esta felicidad sin tener hijos pròpios porque la naturaleza nos ha creado como seres sociales que se realizan únicamente en el grupo y la participaciòn en la vida del grupo, incluyendo el cuidar a los hijos ajenos es uno de los factores decisivos de nuestra supervivencia como especie.

Viva la biologìa humana.

Resultado de imagen para humanidad

Anuncios

12 comentarios

    • claro, yo igual me apoyaba para entender qué hacer con el pequeño hijo que surgió casi de la nada 🙂 no sabía nada de maternidad, mi familia estaba lejos, no había whatsapp ni Internet, así que Dr. Spock me ayudó. no sé si debería agradecerlo, pero no tenía a nadie más a mi lado. excepto mi esposo, que era igual de ignorante en cuestiones de bebes 🙂 hicimos lo que pedimos siguiendo los consejos de Doctor Spock 🙂

      Le gusta a 1 persona

    • gracias, Carlos, a mi me fascina este tema porque tood lo que es maternidad y paternidad siempre formaba parte de nuestra “espiritualidad” que tradicionalmente se separaba de nuestra biología. ahora ya podemos afirmar que el amor más desinteresado y sacrificado no se determina por algo ajeno a nuestra biología. eso me encanta!!!

      Me gusta

  1. Muy instructivo, me ha encantado.
    También saber el por qué amamos a los hijos de nuestros hermanos o amigos, incluso a los niños con los que no tienes ninguna relación pero que ves habitualmente o de vez en cuanto, me ha parecido muy interesante.
    Temas del corazón y que llegan al corazón. ¡Gracias!
    Y una pregunta: ¿Qué pasa por el cerebro de los que abusan de los niños? Porque con ellos no funcionan los parámetros que has desarrollado. ¡Que lástima!
    Abrazo en la distancia, querida Alona.

    Le gusta a 1 persona

    • querida Luisa, lamentablemente, los que abusan de los niños sufren de una o más patologías, así como la mayoría de los psicópatas que comenten crímenes contra su propia humanidad. como siempre digo, un cerebro tan complejo como el nuestro más facil genera trastornos. recordemos que los centros del comportamiento parental y los centros del comportamiento sexual se encuentran no solo cerca uno del otro en la pequeña piesa llamada hipotàlamo, sino, se interrelacionan entre sí, así, por ejempolo, la pedofilía, o la agresión pueden surgir facilmente. humanamente me causan repugnación y terror los crímenes cometidos contra los niños, pero mi razón me explica que en muchas ocaciones estos criminales son víctimas de su propio cerebro. un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s