ESTRÉS Y YO: estudio de caso propio

Hasta que te enfermes, no aprecias la salud, hasta que tu sistema simpático no entre en acción por un estrés fuerte, no te das cuenta qué tan tranquila, sana y equilibrada es tu vida. Me acaba de pasar y estoy aquí para contarles mi experiencia. Un estrés fuerte no es un colerón, no un sustito. Para nada. Es una avalancha que cae encima y sientes como se rompen los huesos y se aplastan las entrañas. Te puede faltar el aire y sí, parece al pánico. Sin embargo, no es un peligro mortal!!! Pero ¿por qué, entonces, mi cerebro y mi cuerpo me dicen sí?  Lamentablemente, mis programas de autoprotección no están estructurados para atacar — me llaman a huir. Al no poder hacerlo, al tener que enfrentar, mi cabeza recibe un golpe, y uno más, y más. Ya me había olvidado que sufro de migraña!!! Ahora ¿qué es mejor? ¿qué debo hacer para resistir? Tengo que esconderme, llorar y correr? Es más sano? Pero una mujer adulta no puede hacerlo. Debo tratar de manejar el estrés. ¿Qué hice? Lo detallo.

Ante todo llamé a mis mejores amigas. dios mío!!! Como las quiero!!! Éstas sí que son a prueba de balas. Me apoyaron, y me ayudaron también. Mi amigo que está ahora en Portugal ( hola, Tonny!!!)

mi amigo de años y aqui està BLOG SOBRE AVENTURAS DE TONNY

dejo de hacer sus cosas importantes y me habló ayer, y hoy. Escuchó mis argumentos, me  demostró que estaba a mi lado y que los sucesos que me causaron el estrés, por más que han sido generados por mi, no eran importantes al comparar con mi calma, mi tranquilidad, mi equilibrio. Y pude sentirme un poco aliviada: saber que no estás sola, ayuda . Saber que alguien más puede compartir el cargo y el peso que se te cayó encima, ayuda.

Pensé en las alternativas. Sinceramente, cuando estás en pánico, estas como en un tubo, desde el cual solo ves una parte de la realidad. Hablar con tus amigos y la gente de confianza, ayuda a abrir la perspectiva un poco más. Apareció la alternativa, de la nada. No es un milagro, amigos, son cosas de una mente que puede ver las alternativas. No es halago a mi mente ya que todos tenemos mismas potencialidades, es la salida que recibes a cambio de un intento de manejar el estrés. Hacer este intento es la cuestión de sobrevivencia. En especial, cuando, como yo, sabes que tu mismo te matas con todo esto.

Respirar, meditar , distraerme con un libro o película — imposible. No llego a despejar mi mente. Pero, recuerdan, es muy muy individual.¿ Ir al gym?  Sí!!!! Cargar más peso que nunca y desviar el dolor interno. Funciona, pero por un corto tiempo. Así que adicionalmente, hacer planchas en casa (o flexiones 🙂 si alguien no conoce el significado de la palabra plancha) ayuda.

sabemos que alcohol, nooo

Té relajante, agua de azahar, sí!  Alcohol, no. Todos sabemos que luego viene la depresión, solo esto me faltaría. Logré a dormir, con el té relajante. Uno tiene que estar descansado y fuerte. (Toronjil, Borraja, Romero, Menta Negra, PImpinela y la santa Valeriana, doble medida, no del té en sí, sino, de las yerbas) 

Problemas de comer ––  difícil de superar. Ya bajé un kilo, y se irán algunos otros. No me gustaría bajar de peso, pero no puedo comer. Sin embargo, tomo la proteina — no quiero perder los músculos ganados con tanto esfuerzo (tambièn te da la sensación de más control porque, a pesar de que estàs en pànico, tienes prioridades. Un pequeño truco para mi cerebro y una señal para mi que soy capaz de abstraerme del contexto). No puedo presionarme mucho, es como forzar los sistemas internas: igual no funcionará, pero hará más daño. Sé que poco a poco volveré a mi apetito de siempre. Total, el apetito de una mujer depende tambièn de su ciclo y hay días cuando todas comemos de más. Cuestiòn de esperar y la naturaleza harà lo que debe hacer. ¿Qué haría si me provocaría comer más? Comería. Comer con permiso interno hace menos daño que comer y luego llenarnos de culpa. 

Posponer todo que no es importante. Las cosas cotidianas pueden distraer solo en parte, pero haces un esfuerzo más y la ansiedad puede elevarse. Cuando estoy en estrés, me pongo más torpe — lavar platos puede implicar romprer la tasa favorita de mi abuela, y me va a destrozar el corazón. Mejor luego, apuro no hay, ahora hay que curarme. Un poco contradictorio para alguièn, quizá, pero para mi es mejor posponer. Luego haré todo esto.

Solucionar algún otro problema que no sea tan estresante pero kind of – solo si sabes que tendrás éxito. Pero si lo tendrás, ayuda un montón — tu cerebro sabrá que estás superando, ganando!! Y te premiará. Y por último, de alguna manera extraña me ayudó el escribir este texto. Quizà no serà el mejor de todos pero me da sensaciòn de presencia, escribo y pienso en ustedes y siento una respuesta. Claro, la respuesta viene de mi DMN (default mode network, recuerdan qué es? pueden ver aquí y con más detalles aún aquí ), pero para mi es real 🙂 y saben qué, se siente muy bien

Anuncios

20 comentarios

  1. En migrañas soy un experto, las sufrí durante 25 años. Espero que esté mejor, y todas esas técnicas que sirvan para superar el problema son muy importantes. Yo he dejado incontables horas y días en cama por la migraña. Afortunadamente ya no las sufro, y espero que siga siendo así. Ánimo y a vivir la vida al 120%. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    • gracias, Fernir, yo las tengo desde 2010 y estàn relacionadas con estrés 100%. solo persona que experimenta este dolor puede entender al otro con el mismo problema. realmente el dolor es espantoso. mìas, felizmente, estàn sensibles a la medicación. rara vez que dure más de 6 horas (exactamente horas que tienes que esperar para volver a tomar las pastillas: las tomo doble) y qué hizo usted para que ya no tenerlas? abrazos, gracias por estar !!!

      Le gusta a 1 persona

      • No hice nada. Los médicos me han dicho que con la edad suele pasar probablemente por cambios hormonales y de otro tipo. Efectivamente el dolor es muy fuerte, yo tomaba medicamentos pero no solían ser muy efectivos. Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

      • me alegra muchísimo que lo superó!! en mi caso parece que escribir es el factor desecivo, si no me equivoco, desde que emepcé a escribir se fueron las migrañas y pude dejar de fumar entre otras cosas. me hizo pensar, Fernir, creo que el blog me equilibró. qué interesante 🙂 gracias, un abrazo, buen fin de semana!!! yo voy a ponerme al día con todos mis seguidores y visitar sus blogs 🙂 para saber qué aire respiran 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • sí!!! en mi caso es alcohol, claro, superado las normas mínimas, pero una copa de vino también puede ser fatal si se suman otras factores. en otras situaciones una copa equivale a relajarme y sentirme más descansada. felizmente ni lácteos ni chocolate provoca esta reacción en mi 🙂 abrazos

        Le gusta a 1 persona

    • querido Vero, es bueno experimentar algo de que enseñas a otros. realemnte siento el centro de un experimento propio jajaja ya estoy mejor. buena enseñanza de esta experiencia: no son hechos de la vida, sino, cómo nosostros los procesamos. muy facil dar consejos, muy dificil realmente seguir porque en el momento dado entiendes que nada te ayuda. de hecho, todos somos diferentes, pero a la vez sí, parecidos así que podemos trazar las vias de escape jajaja. es dificil manejar el estrés agudo, pero es ilustrativo para entender qué tan dañino puede ser el estrés crónico. gracias por pasar por mi blog 🙂 y por leerme y por seguir 🙂 es un honor para mi tener lectores pensadores y críticos. un gran abrazo!!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Escribir, sí. Mi gran remedio desde mi más tierna infancia y con mayor consciencia desde los 15, cuando elaboré mi primer relato en forma -aún sin publicar-. Admiro la valentía de tu estudio de caso propio, la forma en que nos aconsejas no sólo a partir de la teoría, sino de la demostración empírica. Lo admiro más porque un principio epistemológico es que el primer paso para resolver un problema es reconocer que existe uno. Te mando un fuerte abrazo, Alona, y el mejor de los éxitos en tu proceso…

    Le gusta a 1 persona

  3. Gracias Alona. es usted muy valiente compartiendo su estado de manera pública. Creo que a la entrada del túnel del pánico deberíamos colgar una cartel señalando hacia la salida de emergencia, me alegra que tenga usted amigos y amigas dispuestos a empatizar y hablar del asunto en estos momentos críticos. Por mi experiencia sé que suelen escapar cambiando de tema. también me alegra saber que ya se encuentra mejor. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • gracias , Carlos, por las palabras de aliento. me pareció importante compartir, aun de manera algo esquemática, lo que uno siente en carne propia. los amigos de verdad siempre son contados. tengo suerte de estar acompañada ya que toda mi familia es yo y mi hijo y es facil de sentirme desprotegida ya que no tengo raíces, pero mis amigas y amigos me ayudan con esto 🙂 un buen fin de semana, estimado caballero!! un enorme abrazo a través del océano, junglas y montañas

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s