ESTRESSSSS: ay, corazón (2)

Hoy hablé con el jefe de mi colega, y saben, resulta que ahora el jefe me podría dar más preocupación que mi colega si fuera alguien cercano, porque, guess what, el jefe tampoco siente feliz y relajado. No se puede describir lo que siente como pánico, porque tiene nombre RABIA. En serio, tiene mucha cólera y resentimiento. Dice: no puedo dormir, toda la noche pienso en este irresponsable que no me hace caso por más que le hablo y por culpa de él el proyecto va a fracasar. Lo quiero matar. ¿Algo conocido? Para mi, sí. Igual que mi amigo, el pobre jefe está estresado y sufre los mismos efectos que mi colega.

Cuando un guepardo persigue su presa, ¿qué hace? Ataca. Es el estrés. Pero en la naturaleza, ya sabemos, esto dura instantes, minutos, en caso del jefe, es permanente. Hace daño a mi colega, pero, a la vez hace muchísimo daño a sí mismo. Así que no es ninguna sorpresa que hoy le diagnosticaron la hipertonía que traduciendo al idioma que se habla en el NCD (NeuroCiencias Divertidas) es la presión arterial permanentemente alta. Él no sabía, porque en muchos casos es asintomática. Otro nombre de este mal podrìa ser círculo vicioso. Veremos por qué.

Por todo el cuerpo se ramifican redes de los vasos sanguíneos, de grandes hasta muy pequeños para abastecer con el oxígeno y alimentar todos nuestros órganos. Con la presión alta, los pequeños vasos tienen que trabajar màs de lo establecido por la naturaleza y para sostenerlos y ayudar a dirigir las corrientes fuertes que pasan dentro, los músculos alrededor de los vasos crecen, se engruesan. Eso resulta en la pèrdida de la flexibilidad que genera aún mayor resistencia en el flujo de la sangre lo cual a su vez sube la presiòn arterial. Es un círculo fatal del cual no hay salida. 

En estas condiciones la sangre regresa al corazón con màs fuerza aumentando la carga sobre las paredes de nuestro motor para resistir a esta furia y asì el corazòn engruesa como engruesan los bodybuilders cargando los fierros en el gym. Y eso ya no es solo hipertensiòn, esto ya es miocardiopatìa hipertròfica. Quien desea màs detalles sobre este mal, puede chequear en la WIKI. El corazòn pierde la simetría natural lo cual nos lleva al riesgo de sufrir la arritmia y los infartos. Pero no es todo. 

La hipertensiòn generada por el estrès crònico es muy maligna para los vasos sanguíneos en sì. ¿Còmo es la red sanguìnea? Parece a un árbol que se ramifica infinitamente. En lugares de las ramificaciones (èstos se llaman bifurcaciones 🙂 me encanta esta palabra :)) , la sangre que corre por las venas golpea siempre màs fuerte. Con los vasos menos flexible y con la presiòn y fuerza mayores, las paredes interiores de los vasos sanguìneos se lastiman y en èstos empiezan a aparecer pequeñas lesiones por toda la red. ¿Qué pasa cuando se lesiona la piel? Por ejemplo con una hoja de papel. Casi siempre, antes de curarse, se inflama. Luego aparece la costrita. Y lo mismo sucede dentro de nuestros vasos sanguíneos, pero no es tan simple en especial cuando hay una multitud de lesiones al mismo tiempo por todo lado. Las células de nuestro sistema inmune corren a dar los primeros auxilios y se acumulan alrededor de la lesión. Allà tambièn van otras células que participan el la reconstrucciòn celular. Si a estos dos factores sumamos el hecho que la adrenalina hace que la sangre se pone màs viscosa y los trombocitos se pegan entre sí, bingo, empieza la formaciòn de la placa aterosclerótica la cual se forma con mucho èxito porque, si recuerdan de la primera parte, en la situación de estrés a la sangre se expulsan las sustancias necesarias para mantener el nivel de energía de manera emergente. La glucosa, recuerdan? Y tambièn el famoso colesterol “malo” que, ya sabemos, es el único colesterol neutral que existe empaquetado dentro de los portadores que se llaman lipoproteínas de baja densidad (LDL) que tambièn pueden pegarse a estos puntos de acumulaciòn de todo. Y no solo pueden, lo hacen activamente sin ninguna mala intensiòn. Solo porque nosotros estamos estresados de manera demasiado prolongada, mortalmente prolongada. 

Lo que pasa luego sabemos bien: los vasos se cierran, se fracturan y, dependiendo dònde sucede, podemos morir del infarto cardíaco o un derrame cerebral (una serie de derrames simultáneos o consecutivos, hay muchas opciones) pero antes de esta muerte vamos a estar muy enfermos por mucho tiempo. Como podemos ver, el colesterol no es ningún  demonio y es absolutamente inofensivo en un cuerpo sano. Pero cuando los vasos sanguíneos estàn inflamados, es cuando algo propio de nosotros mismos empieza a actuar en contra de nuestra salud y la vida. Solo la mitad de las vìctimas de los ataques cardíacos tiene el colesterol alto mientras que por las calles camina un montón de gente sana con los niveles de colesterol elevados que jamàs tendràn ningun problema cardiaco, porque no fuman y manejan su estrés sabiamente. Recuerden, por favor, que una de las sustancias que el cerebro sintetiza durante el estrés son endorfinas que de alguna manera nos pueden hacer adictos al estrés. La adicciòn nunca es consciente, pero podemos luchar con ella conscientemente. No hay nada bueno en estrés y los daños descritos hasta ahora, son una pequeña parte de todos los efectos claramente negativos para nuestra salud.


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

23 comentarios

  1. Hola Alona! Interesante el artículo. Y ahora aprendí lo del «círculo fatal». Está claro que tu colega y su jefe están estresados. Siempre sentimos sentimientos negativos (rabia, resentimiento, etc), el punto es que no se instalen. Cuando se instalan son fatales. Es por eso que debemos trabajar para dejar ir esos sentimientos… Vivirlos, sufrirlos, y luego abrirles la puerta para que se vayan. Hay un libro «Dejar Ir» del Dr. David R. Hawkins que habla con fundamentos sobre este tema.
    Gracias por compartir tus artículos!!

    Le gusta a 1 persona

    • gracias por leerme!! estoy muy contenta saber que pongo mi grano arena en la popularizaciòn del conocimiento. por cierto, extrañamente pero siento que aprendo màs y màs aunque cuando escojo el tema, se supone que ya sè de `que voy a hablar, pero al escribir todo se organisa de manera maravillosa en mis estructuras cerebrales 🙂 un gran abrazo y buen fin de semana

      Le gusta a 2 personas

  2. Gracias Alona, sospechaba que participarían al menos dos estresados en la partida, si tuvieran más colaboración entre ellos seguro que padecerían menos presión arterial.
    Este mal parece más de la era actual en la que mudan tan a menudo los objetivos, que retiembla toda la estructura social. Antes de la introducción de informática se podía pensar en pasar toda la vida haciendo la misma labor, en la misma fábrica, de la misma ciudad y ocupando la misma casa. Un saludo.

    Le gusta a 2 personas

    • sí, nadie es libre de estrès, y casi todos estámos bajo sus efectos de manera permantente. años atras yo podía no dormir una noche entera por un problema en trabajo,ahora ya a cocachos, como dicen aquí, aprendí a manejarlo. en mi caso no funcionan las técnicas de relajación, meditación y yoga. me ayuda la negociación mental, es decir, reubicacion de las prioridades de manera consciente. más adelante hablaré de esto 🙂 y usted, Carlos, es menos estresado ahora que en pasado? o nunca llegó a padecer el estrés crónico?

      Le gusta a 2 personas

      • Todas esas técnicas que menciona me parecen útiles pero sólo en cierta medida. Como casi todos, también he padecido esos síntomas que como bien dice usted son crónicos. Aunque con cierto entrenamiento mental resultan manejables. Un saludo.

        Le gusta a 2 personas

      • estoy convencida que cada uno teine su forma muy personal de aproximarse a estas situaciónes para manejarlas. hay patrones comunes, pero por ser comunes no son una panacea sino, la potencialidad que puede realizarse o no dependiendo de la situación de cada uno. por ejemplo, controlar la respiración me ayuda unos 10% que en caso en un estres fuerte no se pueden considerarse válidas. para esto tomo el agua de azahar 🙂 pero para apartarme de los pensamientos que me hacen daño uso técnicas del manejo y distracción mental que me resultan a 70-80 %. un abrazo, buen fin de semana 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • Llegué a saber del DR. David Burns a través de una recomendación y la técnica que describe en el libro «Adios ansiedad» me fue de gran ayuda. ¿Quizás le resulte interesante ver alguna conferencia suya en Youtube?

        Le gusta a 2 personas

      • me encanta pilates, pero necesito siempre avanzar la complejidad porque no sopoerto la rutina. pero pilates es genial. tengo una amiga de 65 años que, siendo una entrenadora de pilates, luce estupendo. la cuestion de estres es que uno con tiempo aprende a manejrarlo intuitivamente, pero no todos pueden lograrlo, suerte que tienes una capacidad mental tan racional que te permite ahcerlo 🙂 es un don

        Le gusta a 1 persona

      • Consigo lidiar con el estress por etapas, a veces razonablemente bien, otras demasiado mal. No tengo una línea continua.
        Acerca de Pilates, depende mucho de los entrenadores. Siempre los he tenido que varían continuamente los ejercicios, con lo cual siempre estás haciendo cosas diferentes, aunque para eso ellos tienen que estar siempre yendo a cursos y actualizarse.
        Pero, resumiendo, cada uno debe encontrar sus vías para equilibrarse. No hay un modo único, cada quien debe buscar su camino.
        Feliz Semana.

        Le gusta a 1 persona

      • excelente resumen 🙂 sabes yo hace unos añós atras quería estudiar para ser entrenadora de pilates, pero lo podterguè. quizá en algún momneto regreso a esto. es un sistema de entrenamiento para todos sin excepción y me encanaría ser entrenadora 🙂 uno de los motivos por los cuales siempre hago ejercicios, es para en la edad avanzada convertirme en entrenadora de pilates(o algo por el estilo) para personas mayores 🙂 no sé si se dará, pero es una de las alternativas que tengo en mi mente para la vejez 🙂 el día de mi velorio iré primero al gym, y luego al crematorio 🙂 jajaja linda semana para ti también!!

        Me gusta

    • TE FELICITO, ES UNA GRAN SUERTE PODER ENCONTRAR LA FOMAR PERSONAL PARA MANEJAR EL ESTRES!!! yo he tenido experiencia de meditación, y sí también me ayudó, solo que por ser electrica me cuesta más que a otras personas, asi que yo me hago mi psicoterapia personal 🙂 entre otras cosas, me ayuda muchísimo hace ejercicios con pesas, y muy de lo contrario, los cardiovasulares me estresan jajaja gracias por compartir!! un gran abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s