MI TRIBU Y YO : cerebro de líderes y subordinados. Parte 3

AGRESIVIDAD Y LIDERAZGO EN HORMONAS Y NEUROTRANSMISORES

Ya vimos que en grupo de los primates, el anhelo del liderazgo está relacionado con la agresividad. Si observamos los grupos de primates, veremos que no todos los machos, por más grandes y amenazantes que sean, quieren ser líderes. Lo buscan aquellos cuyos cerebros son más propensos a la agresión donde el rol principal juega la amígdala, el centro de emociones en general, y ante todo, de la agresión porque es donde están instalados los programas de autoprotección: pelea o corre. Más grande es la amígdala que tiene el individuo, más interacción existe dentro del cerebro en relación con el comportamiento de defensa, interacción con otras personas y, también, la aspiración al liderazgo.

Resultado de imagen para amigdala cerebral
amígdala cerebral ( link de la imágen )

Esta variación puede encontrarse en las mujeres y en los hombres, pero hay que tener en cuenta que existe una tendencia morfológica muy marcada respecto la amígdala: un hombre promedio tiene la amígdala más grande que una mujer promedia. Recordemos que eso de promedia justo nos salva de las comparaciones de amigas / amigos que conocemos y son todo lo opuesto. Existen variaciones infinitas y cada día son más, porque cada día hay más humanos en este mundo :). 

Otro punto importante es el fono hormonal y el balance de los neurotransmisores. A nivel hormonal, el anhelo de liderazgo se mantiene con las hormonas de estrés: el cortisol y la adrenalina. En caso de los neurotransmisores, son la dopamina 🙂 para variar (recuerden que es un motorcito interno que no nos deja parar), y la serotonina — su funcionamiento adecuado permite formar las estructuras cerebrales de tal manera que el deseo de liderar pueda ser muy significativo y muy motivador para el individuo.

Por otro lado, la famosa testosterona, la carta de presentación de un macho agresivo, no juega un papel importante en la agresividad de una persona. Robert Sapolsky, en su presentación sobre la agresividad ( y en su libro) explica y fundamenta muy bien por qué la testosterona no tiene ni mínima responsabilidad en las ataques de agresión, ni de la agresividad de una persona en sí. ( pueden ver un pequeño video aquí

Lo interesante, que cuando el líder logra organizar bien la vida de su manada, su nivel de estrés baja. Es muy funcional porque el alto nivel de hormonas de estrés debilita el cuerpo y achica la vida.

Resultado de imagen para pelea de dos leones

Así los leones no duran más de 2-3 años como líderes porque se encuentran en constante lucha personal con los pretendientes al trono. En caso de los primates, si la vida del grupo es próspera, surge cierto afecto que une a todos los miembros de la manada. Nos es natural tener contactos corporales, realizar grooming ( aqui sobre grooming en detalle )  y de esta forma intercambiar las emociones positivas. A nivel de los transmisores al escenario salen la oxitocina y la vasopresina. En especial, la primera que para nosotros es el neurotransmisor de afecto. Cuando toda la manada expresa su amor y lealtad al líder, el nivel de oxitocina ( aquí y aquí dos textos míos sobre la oxitocina, te van a encantar si hasta ahora no los leíste (modestia aparte jajaja)) sube en todos los miembros lo cual lleva a fortalecer su sistema nervioso y todo el organismo que a lo largo mejora el sistema inmune y alarga la vida. 

Resultado de imagen para protestas

No les hace acordar nada? Básicamente, podemos decir que es fácil establecer la conexión directa entre la prosperidad del grupo y el amor hacia el líder, una cosa lleva a la otra. Pero como nuestra psiquis es frágil, en algunas situaciones, fatales para la sociedad, solo se queda el amor, sin prosperidad. Y luego ya en base de este amor incondicional, se construye una dictadura o autocracia con el terror, miedo, manipulaciones y  persecuciones de todos que se atreven a pensar y decir: un momentito, este amor no está justificado, no existe el balance natural entre este amor y la bienestar del pueblo, tenemos que hacer ajustes. 


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

10 comentarios

  1. Reblogueó esto en En la diversidady comentado:
    (…) la oxitocina (…) es el neurotransmisor de afecto. Cuando toda la manada expresa su amor y lealtad al líder, el nivel de oxitocina (…) sube en todos los miembros lo cual lleva a fortalecer su sistema nervioso y todo el organismo que a lo largo mejora el sistema inmune y alarga la vida.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s