NIÑOS Y LA CIVILIZACIÓN DIGITAL. Parte 2

DE SILICON VALLEY A TU HOGAR

Escuela Montessori (link de la imégen)

Larry Page, Serguéi Brin, Jeff Bezos, Bill Gates, Will Wright, Jimmy Wales son personajes contemporáneos cuyos nombres saben todos en esta civilizaciòn digital. Pero existe algo menos pensado que comparten y que me sorpredniò sobremanera cuando me enterè de ello: todos ellos en la edad temprana han sido educados en el sistema Montessori, uno de los objetivos de la cual es estimular de una manera determinada la exploraciòn y el aprendizaje del entorno autónomamente. Este tipo de desarrollo busca crear la independencia en formaciòn de las perspectivas hacia el mundo que rodea a la persona en crecimiento. No de los gadgets, no de la tecnología, sino, de cosas màs simples, más básicas, ya que si no entiendes cómo funciona el mundo básico, no podrás entender cosas más complejas: siempre habrá lagunas en el desarrollo que pueden manifestarse años despuès. Los genios de la tecnología actual no han sido educados entre los tables y smartphones, estaban aprendiendo del mundo experimentàndolo ellos mismos. Las personas poderosas de nuestros tiempos, los que trabajan para Google, Apple, Hewlett-Packard y otros pagan mucho dinero para que sus hijos podrìan estudiar en las escuelas sin el uso de las tecnologías, restringen el contacto habitual de los aparatos electrónicos en casa y resucitan para los hijos los juegos de su propia infancia. Hacen todo esto entendiendo muy bien de su propio ejemplo que la creatividad y la productividad pierden si el cerebro es forzado a trabajar en el régimen de multitareas y sacando la conclusiòn que està en la superficie: no se puede fomentar el desarrollo de las funciones mentales superiores en un cerebro saturado y sumergido en el mundo artificial donde el cuerpo sólo sirve para mover los dedos en la pantalla del gadget.

NECESIDADES VITALES

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es STS9EnhkCQf_JP3umqZUZg3NybKBpvryJgu5qqvNR3-lhhBk_uWDUNX8Jarryssn8M7jIjUS-gJzG8T8v-XoAycw-inlVUaSzczi2SRwL3iTUDMQqn9MuRG2qZkpk0kF0kXkZvAA

Muchos de los que lean este texto ahora han crecido en un ambiente sin celulares, sin internet, sin redes sociales, sin whatsapp y cuando éstos vinieron a sus vidas, ràpido aprendieron y se adaptaron. Normalmente, no hay ningún problema con aprender el uso, incluso avanzado, de las tecnologías actuales porque son simples, muy muy simples. Por lo tanto, lo màs sensato, es permitir a nuestros niños primero aprender bien lo que deben aprender sobre cosas básicas ( vitales!!!) introduciendo el uso de los gadgets gradualmente y de manera complementaria. ¿acaso, el hecho que sus mamis de los 60-70-80s no les permitìan ver mucho televisión, afectaron su vida? El uso es simple, no habrà problema en aprender algo que hasta perros y gatos aprenden a usar en cualquier momento de su vida. Pero , como ya mencioné en la primera parte, nuestra infancia es el periodo vital con las consecuencias a largo plazo. Si no se aprovechó de ella, nunca será un humano pleno según el plan de la naturaleza( o dios, algunos piensan que es el plan del dios). Es un asunto serio que no se puede tomar a la ligera porque son las generaciones que tomarán el mando de la humanidad y para serlo, al menos deben desarrollarse como humanos.

¿CUÁL ES EL PLAN?

No se puede planificar nada porque hasta ahora no se sabe con la exactitud cómo serán los adultos que desde la cuna más se comunicaban con la pantalla que con personas. ¿Cómo será la empatía y sus habilidades sociales si no las practican y no las desarrollan? ¿Habrá lugar a compasión? Colaboración? Creatividad hacia el mundo exterior?  Los que piensan y hablan de que la educación debe ser la tarea del educando, que solo el educando sabe cómo aprender y que hay que darle una completa autonomía, van en contra de la naturaleza misma del aprendizaje: el humano aprende de otro humano. Para esto existen mecanismos internos, mayoría de los cuales son pre-instalados innatamente en cada uno de nosotros — por ejemplo, las neuronas espejo o el sistema químico-hormonal de recompensa que trabaja en nosotros queremos o no. Las herramientas tecnológicas son solo herramientas, que pueden ayudar al aprendizaje o pueden cambiarlo a tal grado que éste dejará de ser útil. 

Creo que todos, y los padres / abuelos/ tíos etc y los profesores en todos los niveles educativos antes de tomar decisiones sobre cómo manejar las tecnologías en un contexto de aprendizaje y el desarrollo infantil, deben informarse sobre el funcionamiento de nuestro cerebro. Entender que el cerebro no puede recibir la información y procesarla en el mismo momento, que no es multitareas, y sufre cuando se le exige la hiperconectividad con varias actividades. Que la atenciòn y, como consecuencia, la capacidad de concentrarse en una tarea, depende de la maduración de su corteza cerebral y si no abastecer el cerebro en crecimiento con las condiciones propicias al desarrollo, éste no madurará como es programado evolutivamente. En la naturaleza, la vida de un humano es corta, en sus 12-14 años ya debe ser listo para procrear y defenderse por si mismo. Si no aprende a hacerlo, significa que ya murió, porque en la selva, sabana o el bosque, quien no madura, será comido o eliminado por su propio tribu que no está dispuesto cargar con un bulto. 

No sabemos cuàl es el límite sano del uso de los smartphones con todas sus implicaciones, pero lo bueno es que la prudencia y el sentido común siempre es la base para nuestro pensamiento. En épocas pasadas, igual que ahora, los adultos siempre estaban demasiado ocupados para dedicar algún tiempo a sus hijos. Mientras éstos estaban muy pequeños, las mamás los tenían colgados en sus hombros mientras hacían sus tareas cotidianas. Las pequeñas personitas viajaban de una pared a otra, observando todo lo que pasaba alrededor, escuchando la voz de mamá, latidos de su corazón, su respiración, sus risas y suspiros. Una vez que podía desplazarse, los soltaban para gatear y explorar la casa o el patio. Cuando empezaba a caminar, lo dejaban con otros niños. Nunca estaba solo, siempre hubo adultos u otros niños alrededor, así aprendían hablar y hacer muchas cosas. Dejemos que en este periodo tan corto nuestros niños tengan mismas posibilidades: más personas, más experiencias del mundo exterior que se puede tocar, probar, oler, escuchar y ver.  No es nada malo enseñar a los niños nuestros juguetes que absorben nuestro tiempo y nuestra vida, pero dejen que crezcan y decidan.

Por ahora, si sabes que das a tu bebé la tablet porque te aburren juegos infantiles y quieres vagar un poco por el facebook, mejor dale los cubos que construya la torre (inteligencia espacial y creatividad), o la plastilina para hacer figuritas (psicomotriz fina) y probar que sabe fea (pensamiento crìtico). Vaya al parque y siéntate en la banca, ok, revisando facebook, mientras tu hijo juega con la arena y otros niños (habilidades sociales). No lo abandones, no lo dejas en la cueva de soledad donde solo puede convertirse en un Mowgli digital. 

Las conclusiones de hoy son simples, muy triviales, por más complejo que sea el tema: no importa cuántos cambios tendrá la vida, lo prudente es mantener el balance, ir con calma y preservar nuestra humanidad. Si alguien piensa que ser humano como lo conocemos ahora no es gran cosa, y mejor que evolucionemos en algo mejor, podemos discutirlo 🙂 , pero este texto ya terminó. Gracias por leer!!! 


This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.


30 comentarios

  1. Estamos de acuerdo por completo en que para los seres pequeños existen mejores juegos que los digitales pero creo que son pocos los padres que incorporan de forma lógica y razonable los aparatos. No en todos los casos se puede decir que deba aplicarse la misma norma, claro.

    Por cierto, revisa el texto que tienes un gran párrafo repetido. Este y lo que sigue:
    «Muchos de los que lean este texto ahora han crecido en un ambiente sin celulares, sin internet, sin redes sociales, sin whatsapp y cuando éstos vinieron a sus vidas, ràpido aprendieron y se adaptaron.»

    Le gusta a 1 persona

  2. Siempre es bueno que nos recuerden cómo estamos evolucionando y los caminos por los que esta evolución nos lleva, algunos positivos y otros no tanto. Viene la reflexión de nuestros propios comportamientos, y depende de cada uno el modificarlos o no en base a sus propias conclusiones.
    By the way, quizás no era tu intención pero tu frase última » este texto ya terminó » me hizo reír.

    Le gusta a 2 personas

  3. Es un artículo excelente Alona, creo que estos artilugios han venido para quedarse porque aparentemente ofrecen grandes y variadas posibilidades gratificantes, sin mayor coste que contratar una conexión O sea que han hecho un mercado bien fuerte, cuyos consumidores harán bien en seguir sus consejos. Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

      • Parece una ocasión importante. El método educativo Montessori tiene fama mundial, aunque, mientras en España parece reservado para la élite económica en Alemania está considerado como otra posibilidad más. Lo cual indica una gran diferencia de aplicación.

        Le gusta a 1 persona

      • en realidad, es mi primera oportunidad de exponer mis ideas ante un auditorio presencial, asì que habblaré de la tecnologia en la vida de los niños. respècto Montessori, no soy tan fan del sistema, aunque tiene una buena base. yo más me inclino a una comunicación fluida y variada en los contextos positivos con multiples oportunidades de aprendizaje. lo que puede y tiene que ser dirigido, sí, pero Montessori, desde mi punto de vista, tiene muchas limitaciones, sin embargo, mucho mejor el sistema Montessori que ausencia de todo :). sinseramente espero que muy pronto podré exponer en otros contextos y con diferentes tipos de auditorios 🙂 sin embargo, hasta ahora no tuve la oportunidad, con la excepcion de las presentaciones en los diplomados o en la maestria 🙂

        Le gusta a 1 persona

      • Seguro que va a preparar una intervención magistral, me atrevo a sugerir que una vez escrita, la recite en un par de ocasiones para controlar el tiempo y que se grabe para modular la entonación. Hablar en público me pone muy nervioso por lo que procuraba llevar el tema bien aprendido.

        Le gusta a 1 persona

      • entonces, puedes animarte a visitar Perú 🙂 en general y a mi, en particular 🙂 aunque es lejos, pero vale la pena venir. este fin de mes quiero ir a la colonia austriaco-alemana en la selva (ceja de selva) peruana: estuve solo en una parte, más de una vez, pero nunca lleguè a la aldea màs tipica de todas, porque està más lejos. pero ahora creo que me toca 🙂 quiero participar en las fiestas patronales. en Perù hay tantos lugares maravillosos para ver, variados, diferentes. hermoso mar con su costa generosa, la majestuosa sierra con paisajes del más alla, y por fin, la abundante selva: alta, baja, ceja de selva con las cataratas, lagos, reservas naturales. para mi es un paraíso, aunque la selva baja es alguito más calurosa que me gusta y prefiero la selva alta. además, los paisajes en la selva alta son más hermosos por las montañas. 🙂

        Me gusta

  4. ¡Fantástico! Tengo un hijo que sólo puede ver su tablet una hora al día (a sus 11 años), tiene que ingeniarse qué hacer en sus ratos libres y ahí es donde entra su creatividad e imaginación. ¡Excelente artículo!

    Le gusta a 2 personas

  5. En principio totalmente de acuerdo con tu exposición y es lo que intento con los niños que tengo cerca. Estoy seguro que no beneficia el desarrollo tener a un niño clavado a una pantalla.
    Pero se me ocurre lo siguiente.
    No sabemos a ciencia cierta si el contacto abusivo de los actuales niños con estos aparatos dará finalmente lugar a unos adultos «diferentes». Pero si así fuera, nuestros niños criados «a la antigua» serían los «raros».

    Yo confío en que esos «raros» tendrán habilidades que les permitan sortear el hecho de serlo. Si no fuera así, no les estaríamos haciendo un favor.

    (No me hagas mucho caso, quizá es una tontería)

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • yo tambièn pienso que el uso de la tecnologia tendrà efectos que no conocemos y quizá interesantes, pero actualemente ya se observa en niños la incapacidad de concentrarse en una sola tarea, mantener la atenciòn ( más o menos el sindrome de hiperactividad y déficit de atención, lo que en si no es good y afecta la vida adulta drasticamente). lo que habrá algo que no podemos predecir, sí. en sí, la idea de este texto nació en mi cabeza justo cuando pensaba en los potenciales beneficios de esta relaciòn muy intima que llevan los pequeños con los gadgets. veremos en unos 10 años, me imagino 🙂
      un gran abrazo, gracias por su interes 🙂

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s