MÚSICA Y CEREBRO: el estrés

INVISIBLE

Imagen relacionada

El hecho que la música está en casi cada aspecto de nuestra vida la hace casi invisible para nuestra conciencia. No la valoramos lo suficiente aunque, en teoría, sabemos que la música es un potente instrumento para manejar las emociones. 

Se conocen las investigaciones sobre el impacto de la música sobre  las reacciones emocionales a corto plazo, su influencia sobre la estabilidad de nuestro estado de ánimo general y las investigaciones a largo plazo sobre la relación entre la música  y nuestra salud en general.  

ASPECTO PSICOLÓGICO

Imagen relacionada

La psicología no es mi fuerte, aún así todos sabemos sobre los efectos de los himnos y marchas sobre nuestro estado de ánimo, verdad? Y tambièn, cómo una melodía o canción puede desencadenar una serie de emociones y recuerdos que en dos minutos pueden cambiar nuestro estado del ánimo. Pero ante todo me gustaría hablar hoy de la relación de la música y los estados de estrés y hacerlo desde el punto de vista fisiológico. 

SISTEMA ENDOCRINO & SISTEMA INMUNOLÓGICO

La  neurocientífica Daisy Fancourt asegura que escuchar música ayuda a distraernos del estrés rutinario, pero no solamente en la dimensión psicológica, sino, regularizar nuestra reacción biológica. En nuestro cuerpo existen dos sistemas principales relacionados con la reacción al estrés: el sistema parasimpático (una parte del sistema nervioso autónomo) y el sistema con un nombre que no tienen que memorizar jajajaja el sistema porta hipotálamo-hipofisario. El primer sistema afecta el trabajo de muchos órganos acelerando, por ejemplo, el ritmo cardiaco, subiendo la presión, inyectandonos con adrenalina. El segundo, con el nombre complicado, es una parte de nuestro sistema endocrino que desencadena una cascada hormonal en respuesta a una situación de estrés. Una de estas hormonas más conocidas en el cortisol.

Resultado de imagen para escuchar musica solemne

Y justamente el nivel de esta hormona, que en caso del estrés prolongado puede ser mortalmente dañina para nuestro cuerpo, se logra disminuir gracias al efecto de la música. Interesante que no tiene diferencia què tipo de música es: tranquila y relajante o intensa y fuerte, como podría ser la música rock. El efecto es el mismo: el nivel del cortisol baja. Eso sucede porque la música relajante nos calma, mientras que la música movida nos llena de vigor generando una especie de catarsis emocional que tambièn finalmente influye sobre el nivel de cortisol, porque durante la catarsis se gasta todo lo producido por el sistema porta hipotálamo-hipofisario :). 

Resultado de imagen para bailar musica rock

Las hormonas de estrés, como el cortisol, normalmente inhiben el funcionamiento de las citoquinas*, las células informativas del sistema inmune. Al disminuir los niveles de hormonas de estrés, indirectamente la música influye sobre nuestra inmunidad ya que sin tanto cortisol, las citoquinas se activan.  

EN CALIDAD DE CONCLUSIÓN

Todavía hay mucho por descubrir y existen aspectos que necesitan ser clarificados, por ejemplo, si los efectos de la música pueden sumarse a largo plazo y neutralizar los impactos del estrés prolongado tan dañino para nuestra salud. Tampoco está descrita con precisión la relación entre el efecto de la música en sí, y el contexto en que se da, las características personales de cada uno, sus experiencias de vida y su fisiología, por què no.  

Continuará 🙂

*Nuestro cuerpo tiene diferentes sistemas fisiológicos que trabajan en conjunto para asegurar nuestro funcionamiento. Las tres más grandes son EL SISTEMA NERVIOSO, EL SISTEMA INMUNOLÓGICO y EL SISTEMA ENDOCRINO (están citadas en orden de complejidad :)).Cada uno de estos tres sistemas tienen células de comunicación: en el sistema nervioso son NEURONAS, en el sistema endocrino son HORMONAS, y en el sistema INMUNOLÓGICO son CITOQUINAS.)

38 comentarios

  1. Qué razón tienes! Y cuánto deberíamos recurrir a ella. Yo cuando necesito levantar el ánimo no tengo más que encender la radio y bailar 🕺 sin q nadie me vea y un estilo libre cualquier música que encuentre alegre jeje. No en serio, a mí me afecta bastante, si estoy de bajón y me sale una canción de esas lentas y depres me puedo echar hasta llorar 😭🤣🤣.

    Le gusta a 2 personas

  2. Creo que de alguna forma, cuando el dolor permanece durante un tiempo, debemos encontrar un medio para vaciar la mente y prepararla así para recuperar la felicidad. Eso usted lo sabe expresar de una manera mucho más racional y justificar de una forma científica.
    Por si acaso sirve de ayuda:

    Le gusta a 1 persona

  3. ¡Muy buen artículo, Alona! Siempre me ha causado mucha curiosidad este efecto que tiene la música sobre nuestro estado de ánimo, especialmente cuando uno se encuentra bajo mucho estrés. A mí, por ejemplo, me gusta escuchar Queen cuando tengo que hacer trabajo numérico, me llena de energía y hace la faena más pasable. Gracias por compartir tus artículos, Alona. Estaré dándome una vueltita por algunos un poco más antiguos que este. ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  4. No sé si llegará el tema para ello pero también hay música que estresa. Por ejemplo, donde trabajo los compañeros tienen 20 a 30 años menos que yo y ponen todo el día Zumba. Todas las canciones me parecen iguales, con temas idénticos y ritmos clavados. En definitiva no compartimos gusto pero la mayoría manda. Y la música es para la clientela y no para los empleados, pero yo no digo más.
    Y alguna vez me han dicho “¿No te gustaría trabajar en Media-Markt o en El Corte Inglés?” pues … para trabajar a nada donde pueda servir le pongo pega, pero todo el día con música, gente en movimiento y otros agentes estresantes … si hay otras opciones, no. Es decir, la música tampoco se agradece ni a todas horas ni de cualquier clase. 😀
    Eso sí, aquí las neurociencias son muy divertidas. Como todas las ramas del conocimiento si se ofrecen de forma atractiva. 👍

    Le gusta a 1 persona

    • creeme lo entiendo, tambièn existe la música que no aguanto: la de fondo, para cualquier actividad intelectual. si tengo que mover las cisuras cerebrales, necesito el silencio. catastrofcamente estoy corta del tiempo estos dáis, pero sí quiero hablar de los aspectos de la música que la hacen desestresante. uno de estos es el ritmo regular. si no lo tiene, puede percibirse como cacafonica y heritar en lugar de calmar. por otro lado, si la persona tiene un mínimo defecto auditivo — por ejemplo, una pérdida de agudeza auditva en frecuecias muy altas. en la situación cotidiana este defecto no se siente, pero al escuchar cierto tipo de melodias, sí, porque varias notas se pierden y la perecepción general es alterada: en lugar de agradar,. nos herrita.
      eso lo de que la música no agradece 🙂 me hizo acordar un rubai de Omar Khayyam (solo traducción literal, no poetica ya que no la conozco en español) 🙂 la música no es vanidosa, no va a dicutir con nadie: quien quiere, la escucha, y quien no, que se vaya 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s