AMOR Y GENERO: 18+

Si los temas picantes le hacen sentir incómod@, o su formación l@ hizo una persona reservada en relación con los temas del sexo, es mejor que no lee este texto.

Hoy hablaremos sin sentir la culpa. Para mi el sexo es el sexo, ni más ni menos y sí, lo relaciono con el amor que existe entre una mujer y un hombre. El único problema son las diferencias que existen entre las mujeres y los hombres. Nuestros papeles reproductivos son distintos lo cual nos lleva a vivir nuestras vidas sexuales de manera muy específica, única para cada género. Esta vez hablaremos solamente de las personas heterosexuales, con sus tareas  biológicas claramente definidas.

El hombre deposita su material genético dentro de una mujer, la cual se encarga de la maduración del fruto de amor y su apareción en este mundo frío y cruel. El costo que paga el hombre es que los 50 por cientos de los genes en su cría serán de la mujer. Para la procreación, el hombre básicamente tiene que lograr a depositar su esperma dentro de una mujer.

Luego de hacerlo, él está listo para seguir buscando su inmortalidad genética y no necesariamente en el mismo lugar.

Luego de hacerlo, él está listo para seguir buscando su inmortalidad genética y no necesariamente en el mismo lugar. Así que, de alguna manera , el orgasmo para el hombre es la señal que la tarea de la reproducción está cumplida. Por su puesto, la cultura modifica a la naturaleza en su realización, pero no la puede cambiar por completo.

El orgasmo de una mujer fisiológicamente no cumple ningún rol específico. Es un bono que ganamos en algún momento evolutivo. Es algo que acompaña el proceso de concebir. Siguiendo la lógica de la selección natural, podemos suponer que las hembras de Homo que disfrutaban el proceso, procrearon con más posibilidad en diferencia con las que no disfrutaban el coito y, por ello, lo evitaban.

Imagen relacionada
Siguiendo la lógica de la selección natural, podemos suponer que las hembras de Homo que disfrutaban el proceso, procrearon con más posibilidad en diferencia con las que no disfrutaban el coito y, por ello, lo evitaban.

En realidad, nadie sabe con la exactitud cómo obtuvimos esta magnífica capacidad. Pero definitivamente, para procrear, el hombre tiene que eyacular, es decir, experimentar el orgasmo. La mujer puede tener hijos sin sentir el orgasmo. Sienten la diferencia ? El hombre con la edad puede perder la capacidad de experimentar el orgasmo. La mujer tendrá este divertido y placentero pasatiempo hasta el último día de su vida.

Para el hombre, el orgasmo es la satisfacción de una necesidad biológica. La naturaleza guía su comportamiento motivándolo a descargar sus espermatozoides. Cuando no lo hace, puede sentir incomodidades, incluso, puede enfermarse. Para la mujer el sexo es la posibilidad de experimentar el placer físico.


Màs civilizada es la sociedad, más consciente y participativa es la paternidad.

La tarea biológica de la mujer no está únicamente en concebir: ella también se encarga de gestar, parir, amamantar, y cuidar a la cría hasta que ésta pueda sobrevivir por sí misma. El apoyo del hombre es opcional. Pero en la mayoría de las culturas humanas, el hombre participa en la crianza de los niños. Màs civilizada es la sociedad, más consciente y participativa es la paternidad.

Durante miles de años, las mujeres estaban asociando el sexo con las responsabilidades maternales posteriores, y, por supuesto, el significado del placer que podrían experimentar durante el coito no era decisivo. Si la tarea reproductiva del hombre se terminaba con el orgasmo, para la mujer con éste recién iniciaba todo. Y no hablamos del orgasmo de la mujer.

Para una mujer promedia, el sexo está vinculado directamente con una relación que involucra emociones y sentimientos porque su necesidad primordial es tener a su lado la pareja que participará en la crianza de sus hijos. Por otro lado, para un hombre promedio el sexo es una necesidad biológica similar a la necesidad de comer o ir al baño, es momentánea. Sí, por más que queremos creer en algo muy sublime, la base del amor carnal es biológica. Y la biología no es romántica.

En este contexto se comprende por què las mujeres por general ven el sexo como algo más serio y significativo desde el punto de vista emocional, mientras que para un hombre promedio es sólo un acto físico, que puede no tener nada con las emociones. Se descarga y ya está.

La mujer puede disfrutar el sexo sin tener el orgasmo. En realidad, 20 por ciento de las mujeres tienen  la anorgasmía, sin embargo, viven la vida sexual y la gozan. Para un hombre es incomprensible, porque éste siempre va a pensar que el orgasmo de la mujer es similar a lo que experimenta él. Pero, ¿hay hombres multiorgasmicos ? Eso. No los hay. Los hombres pueden tener varios orgasmos seguidos, pero no tan seguidos como una mujer multiorgasmica. El orgasmo del hombre es como un disparo, es breve y requiere una recarga.

Resultado de imagen para dormir despues de hacer el amor

El orgasmo de una mujer es prolongado y ondulante en muchas ocasiones. ¿Qué va a pasar si un hombre eyacula varias veces seguidas? El contenido de los espermatozoides se disminuirá drásticamente lo cual afectará el éxito del coito, es decir, será más difícil de embarazar a la mujer. En la naturaleza, es una gran desventaja. Es por ello, que después de la eyaculación, es decir, el orgasmo, el hombre temporalmente pierde la sensibilidad y no reacciona a la estimulación sexual. Porque la naturaleza le asigna un tiempo para la recuperación de la calidad de su esperma.

Las mujeres saben muy bien, que luego de un buen orgasmo, su macho con una gran probabilidad se quedará dormido. Ella no puede entender cómo es posible, porque su orgasmo es de otra naturaleza : ella no necesita recuperar nada, la preparación de los óvulos para ser fertilizados es largo, y no está relacionado con el placer sexual. Ella disfruta el sexo, el clímax,  y se siente contenta, le gusta compartir la emoción que ha experimentado durante el acto, y sigue experimentando después. Sus niveles de oxitocina siguen elevados, que le hace sentir mucha confianza, ternura y cercanía con la pareja. Y el hombre simplemente quiere dormir. Él ha trabajado para el futuro, ella, por su lado, estaba recibiendo los bonos por su futuro trabajo.

En nuestra etapa de la civilización, el sexo se aleja más y más de la reproducción. Todo tipo de protección contra el embarazo finalmente ha dividido el placer y la reproducción en dos áreas independientes. Pero el organismo no lo sabe, y sigue el mismo esquema. Para terminar, quiero decir que todo lo que discutimos hoy ha sido sobre el amor carnal. El amor romántico es un fenómeno cultural y tiene su propia especifica que no cabe en los límites expuestos en este texto.

Amor romántico o carnal, cómo entendemos cuál es cuál?
Anuncios

14 comentarios

  1. Bueno el artículo no es desde mi punto de vista picante, al contrario trata sobre la sexualidad desde un punto de vista riguroso y objetivo. Luego vienen las opiniones, pero la ciencia es muy clara en los roles sexuales y la evolución ha conformado unos modelos muy definidos. Todo queda luego tamizado por la moral y la religión, que ven obscenidades donde solo hay vida y un proceso natural. Un gran artículo, saludos.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s