En la orilla del tiempo: meditación de una sinesteta

…varias horas del dolor insoportable esperaban a la reina con ganas. Se sentaron alrededor de su cama mirando fijamente. “bueno, vamos a jugar… cincuenta, cuarenta y nueve, cuarenta y ocho…empezó ella y las horas del dolor se movieron con un sonido molesto. Su naturaleza torturante resistirá solo un rato… treinta y dos, treinta y uno, treinta… las olas ya se escuchan, de lejos, más se siente el ligero viento entre las ramas de los árboles en el bosque de la niebla blanca…veinte…te quiero veinte y te veo de color azul lechoso, y te remplaza el diecinueve, marroncito como los ojos de un león o las manchas alrededor de su nariz. Dieciocho, un azul intenso pero menos hermoso que celeste, diecisiete, verde yerba, verde vivo, dieciséis, azul muy claro, medio gris, ya se siente el olor de los narcisos, quince, rojo diluido en la crema batida, rojo frambuesa silvestre, dulce como la miel, se siente la briza, catorce, anaranjado casi marrón, los pelos de la hija del jardinero, trece, verde oscuro, verde áspero de las hojas de los pinos norteños…olor a la tierra mojada, doce, las gaviotas, sí, las gaviotas, marrón oscuro, marrón tierra, marrón arcilla, marrón intenso y once, ya es once, ya es gris azulado, gris pronunciado, es casi gris y es tan definitivo como gris mismo pero con la esperanza de azul, once, once y …diez, blanco como el sol, dorado el sol muriendo en las nubes púrpuras, el sol brillante como la plata, es el sol. La puerta. Hoy es de metal oscuro, más parece una reja, pero las flores se deslizan mezclando el rosado de los pétalos con lo verde de las hojas, esta puerta, como siempre, está abierta esperando que la empuje y la empujo ligeramente sin esfuerzo y paso adelante… me deja casi sorda esta melodía de gloria, me ciega la luz intensa que golpea y sacude… dejo atrás el dolor, me miro sorprendida como la primera vez. Todo mi ser se llena de la alegría. Esta alegría es tangible, tiene el cuerpo y el alma, penetra la piel y me libera del peso aun de qué peso hablamos aquí… el bosque de la niebla blanca hoy no será mi camino…bajo corriendo las nueve escalones de mármol, la reina está de regreso, nueve, ocho, siete, seis, cinco… ya no tengo cuerpo ya puedo volar o correr, estoy corriendo, cuatro, tres, aliviada, dos, uno … mis pies tocan la tierra, el campo de narcisos, blanco e infinito, los pequeños conejos me guían, peludas bolas del helado de vainilla, muchos conejos, no olvidar de recogerlos a todos y dejarlos en el bosque, no quiero más conejos. Siento la tierra húmeda y cálida, es rico correr por el sendero entre miles de narcisos. No paro para contemplarlos, no hoy, quizá otro día lo haré de nuevo, pero hoy estoy apurada…

El momento cuando fijamente miras tus manos y ves cada peca y cada poro de la piel, cada grano de arena que se desliza entre los dedos es cuando ya sabes que llegaste. Ni la gloriosa entrada, ni la escalera empedrada ni los tigres y los toros que te saludan silenciosamente nada hasta que agarras un puñado de arena, abras los dedos y ves con la claridad que es tu mano, más real que la que ves estando en el mundo carnal. Levantas la cabeza y el mar te ciega por un segundo, el color turquesa transparente que se mezcla con el color del cielo…

la mayor parte percibes por los ojos, absorbiendo los colores y la luz con la piel y con la retina y con cada pelito en tus piernas y brazos. Pero si te sumerges más, escuchas el sonido de las olas y los gritos de las gaviotas… y tu propia respiración

la reina no era una reina aquí pero sentía más libre y feliz sentada en la orilla esperando a sus dos amigos, los que siempre venían juntos siendo tan diferentes, tan cómo les correspondía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s