Las diferencias cerebrales entre los géneros. Parte 2. Implicaciones pedagógicas.

Las diferencias cerebrales entre los géneros. Parte 2. Implicaciones pedagógicas.

***

Las hormonas forman nuestros cerebros, y, posteriormente, influyen sobre èl durante toda la vida, de una u otra manera. Los niños y niñas con el desarrollo normal, nacen con cerebros ya diferentes y esto se observa desde primeros días de la vida. Desde la cuna, las niñas están más interesadas en las personas: al comparar con los niños, tienen la capacidad de fijarse en las caras de las personas en su entorno y lo hacen dos veces más tiempo que los niños, reconocer las caras en la edad muy temprana, estar atentas a las manifestaciones de la presencia humana lo cual aparece en los niños más tarde y nunca llega al nivel que alcanzan las niñas. Las niñas son más sensibles al tacto desde el momento del nacimiento, se irritan más fácilmente al exponerse a los sonidos fuertes, pero también se tranquilizan más fácilmente escuchando la voz calmada y dulce. Incluso antes de empezar a entender el significado de las palabras, las niñas captan el componente emocional lo que no pasa con los niños.

Hay estudios que indican que los niños tienen la agudeza auditiva más baja que las niñas, y son menos sensibles a la diversidad de colores. Son más resistentes a las temperaturas bajas y tienen una mayor intolerancia a las temperaturas más altas.

Las niñas en promedio necesitan 3 años para aprender a hablar de manera clara y entendible, un niño promedio demora 4 años. Después de aprender a caminar, los niños, al comparar con las niñas, se sienten más seguros explorando los territorios, demuestran más independencia de la madre.

Los niños y las niñas crecen apoyándose en sus capacidades más desarrolladas y fuertes. Es por esto que, desde la edad muy temprana, las niñas juegan como niñas, y los niños, como niños: los varoncitos prefieren los juegos que requieren sus habilidades espaciales, las chicas buscan participar en las actividades lúdicas que desarrollan sus habilidades interpersonales.

Los niños pre-escolares necesitan más espacio para sus actividades que las niñas, buscan entender cómo los objetos están hechos y cómo funcionan. Las niñas en la misma edad prefieren jugar en grupos y la tonalidad general de sus actividades es social.

Las niñas aprenden a leer con más facilidad y más rápido que los niños. Ellas tienen sus capacidades auditivas y motoras más apropiadas para la lectura. De cada 5 personas con dislexia, 4 son hombres. Y no es porque los varoncitos son ociosos o tontos. Ellos usan el aparato visual para aprender a leer y hasta cierto momento de su desarrollo esta situación afecta su aprendizaje en relación con la lectura.

Con el tiempo los niños alcanzan a las niñas en el desarrollo de las habilidades verbales, pero nunca llegan al nivel que tienen las mujercitas. Sin embargo, recordemos que sus habilidades visuales y espaciales están más desarrolladas comparando con las niñas y a partir de este momento los niños toman la ventaja en la percepción de las ideas abstractas y sus interconexiones.

Las niñas hasta ahora no necesitaban ningún entrenamiento de sus capacidades viso-espaciales, ya que simplemente estas capacidades no les servían de manera significativa. Y es el momento cuando muchas niñas empiezan a tener las dificultades con las matemáticas.

Como podemos ver, los problemas de aprendizaje se relacionan tambièn con el desconocimiento sobre las particularidades del desarrollo de parte de los adultos involucrados en este proceso.

***

En párrafos anteriores he trazado los puntos más relevantes e importantes respecto las diferencias cerebrales, aún no los únicos que existen, por su puesto. Ahora hablaré de sus implicaciones pedagógicas, así como las veo yo.

Ante todo, vamos a recordar que los humanos convertimos en los humanos dentro de una sociedad. Alguien dijo: un chimpancé no es chimpancé.  Lo mismo podemos decir sobre los Homo sapiens: un sapiens no es sapiens. Por lo tanto, cuando referimos a la educación para adultos, nos encontramos con los individuos formados por su entorno social en el sentido amplio y no siempre podemos apoyarnos en el conocimiento acerca de las diferencias cerebrales entre las mujeres y hombres.

Tampoco es tan categóricamente posible en caso de la educación de los niños. Sin embargo, como ya se explicó líneas arriba, considerar las diferencias en los cerebros jóvenes, que estàn en proceso de formación, ayuda a optimizar el proceso de aprendizaje y desarrollar a los pequeños de manera más completa y diversa. Por lo tanto, en esta oportunidad hablaremos de las implicaciones pedagógicas en la educación inicial y primaria.

Empecemos con el curioso de alguna manera dato sobre las resistencias para las temperaturas bajas y altas. Lo podemos traducir en lo siguiente: para los varoncitos, un ambiente fresco es más apropiado que para las mujercitas: con las temperaturas elevadas, las niñas sentirán más cómodas, y a los niños les dará sueño.

Las niñas se sienten más cómodas en lugares no muy grandes, algo cerrados, coloridos, con plantas y cuadros artísticos, mientras los niños necesitan espacios abiertos, donde ellos pueden explorar, correr, encontrar los objetos para ver cómo están hechos. Incluso en el aula, el espacio personal de un niño debería ser más amplio que de una niña, ellos necesitan más espacio personal, menos contacto cercano con los demás. Los niños son competitivos, y las situaciones en las cuáles ellos pueden demostrar sus capacidades y recibir reconocimientos son muy importantes para su desarrollo natural.

Para la niña, la figura de la profesora es sumamente importante, todos los detalles empezando con su apariencia, el tono de voz, la ropa, los accesorios –las niñas estàn atentas a la imagen de la docente puesto que la apariencia es una de las  formas de autorrealización para las mujeres. Los niños son más ensimismados, más sumergidos en su mundo interior. Son menos empáticos y no están tan predispuestos a colaborar como las niñas. Ellas buscan realizar las tareas en grupo, y la participación en una actividad que inspira su imaginación es más importante que los logros personales. Para los niños son más atractivas las actividades en las cuales ellos suman sus méritos individuales.

Por lo tanto, los trabajos colaborativos son más motivadores para las niñas, mientras las competencias, siendo más naturales para los varoncitos, les encantarán a los niños y realmente pueden servir cómo vías efectivas de aprendizaje .

Cuando queremos hablar con una niña, es mejor sentarse con ella para mirarle directamente a los ojos, ella necesita seguir las expresiones faciales ya que la decodificación de estados emocionales de la persona con quien ella está hablando le ayuda a entender con más profundidad el mensaje.

Los niños se sienten más cómodos si el que le habla este a su lado, no enfrente, sin necesidad de un contacto visual permanente. Al interactuar con ellos es más provechoso hablar de los hechos, mostrarles los pasos claros a seguir, ellos más entienden las instrucciones dadas en forma de esquemas, dibujos, mapas. Las niñas con sus capacidades verbales más necesitan de palabras, con más facilidad entienden las instrucciones escritas.

Los niños juegan con la cosas, las niñas interactúan con personas. Los niños buscan lograr sus objetivos individuales, las niñas, en su mayoría, quieren armonizar el grupo y ambiente.  Las niñas son más sensibles a los gestos, expresiones faciales, el tono de voz. Son más propensas de ser afectadas emocionalmente cuando les suben la voz, y no solamente porque ellas tienen una mayor agudeza auditiva, sino, porque son más sensibles a los cambios mínimos de los estados emocionales de otras personas. Una profesora no muy amable causará un impacto negativo más significativo en las niñas que en los niños. Así que la mano dura no tendrá el mismo efecto en todos los grupos.

Los niños son más concretos, menos intuitivos y más analíticos. Su mundo es el mundo de cosas: cómo son, para qué son, dónde estàn. Son más pragmáticos y concretos, buscan un resultado tangible y una recompensa según la escala de valores que se forma en la sociedad. Las niñas se sienten más satisfechas y contentas en una interacción social, formando parte del grupo, recibiendo recompensas emocionales.

En el grupo de niños, siempre hay un líder y una detectable jerarquía, mientras en los grupos de las niñas se observa claramente la distribución de roles bastante equitativa. Los niños buscan escalar jerárquicamente en el grupo, necesitan el reconocimiento de su estatus logrado, mientras las niñas como las mujeres tambièn, disfrutan su poder lograda de manera más sutil.

Para variar, los niños y las niñas resuelvan de manera diferente  las tareas matemáticas, los varoncitos buscan la estructura, el principio de construcción y mejor se orientan en cuestiones espaciales. Por lo tanto, los niños relacionan diferentes áreas con más facilidad, cuando las niñas aprenden mejor haciendo un área de manera detallada, antes de pasar a la otra.

El cuerpo calloso de los cerebros de las niñas ayuda a que para ellas, un rápido cambio de actividad y tarea es más fácil que para niños, quienes necesitan un mayor tiempo para dejar de pensar y trabajar con un tema, y pasar al otro. Por lo tanto, el ritmo del trabajo en el salón de clase debería establecerse de acuerdo con las capacidades de ambos géneros, para no perjudicar a ninguno de los dos.

Los niños y las niñas, así como las mujeres y los hombres, toman decisiones de manera diferente: el cerebro femenino, como ya hemos visto antes,  procesa una cantidad mayor de la información, el contexto juega un papel importante, el objetivo en sí es menos claro porque se consideran los aspectos no relevantes para hombres, e indispensables para las mujeres: los aspectos interpersonales y emocionales en general. Éste es también un punto a favor de involucrar a las niñas más en trabajos grupales, colaborativos, con las responsabilidades distribuidas y objetivos menos competitivos.

***

Para terminar es muy importante mencionar, que todo descrito en este artículo se basa en la información promedia, los rasgos individuales de cada persona dependen de múltiples aspectos. Incluso en la edad muy temprana, las personas demuestran las diferencias en el funcionamiento cerebral que dependen de muchos factores a veces totalmente independientes uno de otros.

El docente que busca armonizar el proceso de enseñanza-aprendizaje, no puede evitar de cometer errores justo porque cada persona es un mundo por explorar y cuando de aprendizaje se trata, no podemos basarnos únicamente en generalidades, pero las particularidades a menudo no pueden ser estudiados de manera estadística y requieren un análisis personalizado. Sin embargo, hay información relevante que permite dar una dirección más consciente a la actividad docente en formación de los niños.  Considero que es necesario para los profesores de cualquier nivel tener una noción sobre lo compartido en este artículo. Para algunos, como punto de partida para su propia investigación, para otros, como el dato importante para tener en cuenta en su práctica docente, para alguien más, como el primer paso en cambiar su vida profesional para siempre.

8 comentarios

  1. Uhhhhh… este texto es todo lo que hoy en día se trata de evitar. Se promueve la igualdad de género tachando muchas de estas afirmaciones ( muchas ya las conocía ).
    Pero vas tú, tan tranquila, las expones.
    Y tienes conocimientos al respecto, no se puede decir que no sabes.

    Me gusta

    • sí, lo sé, felizmente este espacio es de libre expresión y puedo hablar sin pensar que alguien puede ofenderse. el tema es mucho más ámplio y profundo a la vez, voy a volver a hablar de estas diferencias, quizas enfocando de alguna manera diferente, pero con más info sustentatoria. la igualdad, creo yo, es un gran error. quiza deberíamos hablar de la equitidad. pero en forma general estamos en la epoca de los descubrimientos de la naturaleza femenina que hasta hace poco fue totalmente oprimida por la cultura masculina. no es ni malo, ni bueno, es fascinante porque es algo muy nuevo, interesante y prometedor.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s